Novedades

VW e-Beetle: ¿el mejor retro eléctrico del mundo?

Volkswagen ha presentado en el Salón de Frankfurt una versión eléctrica del mítico Escarabajo. Esta conversión se distingue de las de otros clásicos por varios motivos... ¿Quieres saber cuáles?

Si pensabas que desde que cesó la producción de la generación más reciente en julio, el Volkswagen Beetle estaba enterrado de una vez por todas, es que no te das cuenta de lo que representa para la marca. Para mantener viva la leyenda en el mundo actual, los expertos de la división Volkswagen Group Components se han aliado con los instaladores alemanes de la firma eClassics y han creado esta adaptación a eléctrico. El Volkswagen eBeetle ha sido presentado en el Salón de Frankfurt.

Su transmisión y su batería de iones de litio de 14 módulos, capaces de acumular 36,8 kWh, proceden del e-Up!. También se sirve de su motor de 60 kW (81 CV), presente igualmente en las versiones eléctricas del Seat Mii y el Skoda CitiGo. Es decir que, en vez de conservar la arquitectura del modelo original y añadirle un motor eléctrico, se ha montado el tren de potencia de estos microurbanos al completo.

Con todos estos elementos, la autonomía del e-Beetle se sitúa en la media de los eléctricos actuales: Puede recorrer 200 km con una carga. Aún así, si te quedas sin batería, existe la posibilidad de realizar una carga rápida a través de un sistema combinado. EClassics se ha encargado producción e instalación de los componentes que la hacen posible. Gracias a ellos, se puede llegar a realizar un viaje de 150 km tras cargar el e-Beetle durante apenas una hora.

Pesado pero con mejoras

Pero las diferencias con el Escarabajo clásico no acaban aquí… Mientras que aquel montaba el motor en su parte trasera, el propulsor eléctrico del e-Beetle se aloja delante. Una ventaja adicional de este logro es la posibilidad de emplear el antiguo compartimento trasero como un maletero. Siguiendo con los cambios respecto al orginal, el e-Beetle también cuenta con nuevos anclajes y amortiguadores traseros. Tampoco hay que olvidar que ha hecho falta un chasis y unos frenos reforzados. A pesar de este hándicap, acelera de 0 a 50 km/h en menos de 4 segundos, y apenas necesita 8 segundos para alcanzar los 80 km/h; su velocidad máxima es de 150 km/h.

Como era de esperar, todas estas modificaciones han aumentado el peso del e-Beetle hasta los 1280 kg, y eso a pesar de que la unidad escogida haya sido un Super Beetle descapotable de 1973. Estéticamente, apenas presenta cambios, salvo unos pilotos traseros propios de versiones más antiguas. En realidad, los de la parte derecha se levantan para destapar el puerto de carga con el que enchufar el vehículo.

El e-Beetle va en serio

Lo mejor de todo es que el e-Beetle no es un mero ejercicio de ingeniería. Volkswagen va a comercializar oficialmente una conversión estándar de viejos Escarabajos a vehículos eléctricos. Puedes ponerte en contacto con los especialistas de eClassics (son sede en Reningen, muy cerca de Suttgart) si deseas una preparación equivalente para tu unidad. Aunque todavía no se ha facilitado el precio de la operación, el Grupo Volkswagen ya trabaja en futuras conversiones de otros clásicos. Así lo ha confirmado Thomas Schmall, miembro del Consejo de Administración de Volkswagen Group Components: «Un e-Porsche 356 también podría perseguirse en el futuro». Es más, esta división de Volkswagen no descarta emplear la plataforma para vehículos eléctricos MEB en futuras conversiones.

De esta manera, Volkswagen sigue los pasos de Jaguar, que también ofrece una conversión oficial a eléctrico del clásico E-Type. Con el tiempo, puede ser una forma interesante de seguir rodando con los vehículos clásicos, ante las cada vez mayores restricciones de tráfico para los coches más contaminantes.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.