Movilidad

Grizzly: la potente bici eléctrica que encantaría a Vicesat

La bicicleta eléctrica Grizzly ya era buena, pero ahora ha incluido elementos que aumentan su rendimiento y potencia. ¿Cuánto cuesta y dónde se vende?

Grizzly es una bici eléctrica todo terreno obra del fabricante estadounidense Ariel Rider Ebikes. Está destinada a rodar en pistas fuera de las vías pavimentadas. Su lanzamiento tuvo lugar a finales de 2020, pero la compañía no ha tardado mucho en actualizar y mejorar su rendimiento.

Esta bicicleta eléctrica ya contaba en origen con dos motores eléctricos –uno para impulsar cada rueda, lo cual es poco habitual- cada uno de los cuales desarrollaba una potencia de 750 W –es decir, un total de 1.500 W entre los dos-. Incluso, en situaciones puntuales, era capaz de duplicar esos valores y alcanzar los 3.000 W totales, es decir, como si tuviera una función boost.

De todas sus características, quizá la parte menos adaptada a realizar circulación de tipo cross era la suspensión. Estaba formada por una horquilla delantera de doble brazo con amortiguador hidráulico y un doble muelle trasero –con un sistema de rebote-. Eso sí, contaba con unas llantas de 20 pulgadas, gruesas y resistentes a pinchazos que ayudaban a suavizar la conducción.

Nueva actualización mejorada

Apenas seis meses después de su lanzamiento, Ariel Rider Ebikes ha actualizado la Grizzly para dotarla de un mayor rendimiento y más potencia -si cabe-. Por ejemplo, los motores eléctricos elevan su potencia hasta los 1.000 W cada uno… y, de nuevo, podrían ser capaces de, en conjunto, duplicar esa cifra y plantarse en los 4.000 W, aunque para salvaguardar la mecánica, se ha limitado la cifra a 3.700 W, que sigue siendo un valor más que interesante.

La parte electrónica también ha mejorado con la incorporación de un nuevo controlador de velocidad con transistores de efecto de campo. Eso lo que permite es que se pueda manejar sin problemas el aumento de potencia de los dos motores. Con esta mejora, la velocidad máxima pasa de 48 km/h a 58 km/h cuando se retira el limitador electrónico –con él llega a los 32 km/h-. Es decir, que estamos hablando ya de unas prestaciones muy serias.

Pero no sólo se incrementa la potencia, sino también mejoran las baterías, que ahora incluyen celdas 21700, lo que se traduce en una potencia de 1.820 Wh al tiempo que aumentan la densidad de energía. Otra novedad son los dos cargadores más pequeños y compactos, para poder cargar a la vez las dos baterías de la bicicleta.

La Grizzly se vende en Estados Unidos como una bicicleta eléctrica de Clase 2, que permite asistencia al pedaleo y acelerador hasta una velocidad máxima de 32 km/h. Además, su precio ha pasado de los 2.300 euros aproximadamente a los 2.500, un incremento que parece más que justificado teniendo en cuenta las mejoras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.