Concepts y prototipos

Vuelve el R4: ahora, este Renault será un SUV eléctrico que llega en 2024

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? Parece ser que sí, porque los fabricantes no dejan de echar la vista atrás para lanzar sus nuevos modelos. El mejor ejemplo es Renault, que en dos años ha anunciado la 'resurrección' de dos mitos.

Imagen tres cuartos delantero del Renault R4ever Trophy

Cuando Renault nos mostró su plan ‘Renaulution’, con sus objetivos y planes para el medio y largo plazo, uno de los grandes protagonistas en aquella ocasión fue un pequeño concept amarillo que anunciaba la vuelta del icónico R5, si bien totalmente reinventado y con formato 100% eléctrico.

La idea de tomar denominaciones del pasado para traerlas al presente sería utilizada por Renault para lanzar modelos de capricho y de ‘cero emisiones’… entendiendo que puede abrir esa derivada en la gama, porque lo que son modelos eléctricos ‘razonables’ ya lo tiene bien cubierto con coches como el Twingo, el Zoe, el Megane eléctrico y los comerciales.

Respecto a los primeros modelos, bien podrían ser las alternativas a modelos como el Mini eléctrico, el Fiat 500e o el Honda e, es decir, vehículos de tamaño ajustado y enfoque totalmente urbano. Pues bien, ahí es donde se encuadraría el R5 y en buena parte su hermano mayor: el R4.

Un vehículo que Renault decide traer de nuevo a la vida cerca de 30 años después de cesar su producción, al considerar que el ‘4L’ sigue siendo un modelo que aún se mantiene de actualidad y que «sigue teniendo un gran atractivo, sobre todo entre los jóvenes».

De momento, tiene forma de concept, pero el denominado Renault 4ever -un juego de número y letras que se lee como ‘for ever’, que en español significa ‘para siempre’- ya nos anticipa cómo será un pequeño SUV eléctrico del segmento B, es decir, lo que podría ser el equivalente a un Captur.

De hecho, el coche tiene unas dimensiones de 4,16 m de largo, 1,95 m de ancho -entendemos que incluyendo los retrovisores- y se va a los 1,9 m de alto… pero por los accesorios que luce el prototipo.

Y es que lo que vemos aquí es un coche que, si bien pretender imitar algo del estilo original del modelo, en realidad parece un pequeño y robusto 4×4 -si bien el coche de calle contará con tracción delantera-, provisto de elementos llamativos y empleando soluciones que, aseguran, están inspiradas en las del modelo original.

Por ejemplo, el portón trasero baja ‘de golpe’ y con una fuerte inclinación hasta llegar al paragolpes. Por otro lado, la última ventana del lateral tiene forma de trapecio, pero con las esquinas redondeadas, que era otro elemento del viejo R4.

Imagen tres cuartos trasero del Renault R4ever Trophy

Además, los guardabarros cubren por completo los pasos de rueda para morir en el paragolpes. Aunque, sin duda, uno de los elementos que más pueden recordar a su antecesor son los faros traseros, que han sido adaptados a los nuevos tiempos con la tecnología led.

Lo mismo sucede en la parte delantera, con unas luces muy vistosas y una parrilla ‘virtual’ gracias a la iluminación de la que dispone. El coche, por lo demás, emplea todo tipo de soluciones más llamativas que realistas… y que, en conjunto, le dan una imagen de buggy -además de por sus generosos 20 cm de altura libre al suelo-. Por ejemplo, hay una baca en carbono -muy ligero- en el techo sobre la que va instalada una rueda de repuesto.

Hablando de ruedas, las cuatro que lleva equipadas -con llantas de 19″- dispone de su propio compresor para mantener la presión correcta en todo momento. El modelo, por lo demás, estará basado en la misma plataforma que el futuro R5 eléctrico, es decir, la CMF-BEV, que está pensada para modelos de cero emisiones del segmento B -urbanos y derivados-.

Aseguran que esa plataforma va a ser muy buena en términos de autonomía, acústica y comportamiento… permitiendo, además, que el diseño del vehículo sea llamativo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.