Ataques

Así ha reaccionado el Grupo Volkswagen al robo de datos que ha sufrido

Más de tres millones de clientes de Audi en Norteamérica han sido víctimas de los ciberdelincuentes. El Grupo Volkswagen ha sufrido un robo de datos personales y de vehículos, al que ha respondido con rapidez…

Grupo Volkswagen banderas

Una entidad no autorizada se ha hecho con los datos de 3,3 millones de clientes de Audi. Entre ellos se encuentran tanto usuarios actuales como compradores potenciales. 3,1 millones son de EE.UU. y unos 200.000 afectados son de Canadá.

La filial de Volkswagen en EE.UU., de la que dependen las operaciones de Audi en América del Norte, indica que los datos se almacenaron entre 2014 y 2019 para fines exclusivamente comerciales. De hecho, en realidad el ciberataque lo ha sufrido una empresa subcontratada para servicios de marketing digital. Toda la información estaba en un solo archivo sustraído No obstante, Volkswagen ha asegurado a las autoridades que la gran mayoría de los clientes perjudicados sólo han sufrido la filtración de direcciones postales, direcciones de correo electrónico y números de teléfono.

El pasado viernes 11 de junio, el presidente de Audi América, Daniel Weissland, envió una carta a todos los afectados advirtiéndoles de la situación… si bien en ella no nombró a su socio de marketing. En particular, Volkswagen se ha puesto en contacto con 90.000 personas. Se trata de los clientes de los que los ciberdelincuentes habrían obtenido información especialmente sensible. Volkswagen había recopilado esos datos para estudiar la viabilidad de venderles un coche, alquilárselo mediante leasing o incluso concederles préstamos. Dichos datos comprenden fechas de nacimiento, matrículas, números de permisos de conducir -que constituyen el 95% de los casos graves- y de la Seguridad Social. Otros datos se refieren a vehículos sobre los cuales el cliente había pedido información: número de identificación, modelo, color, acabado

Enmendando el descuido…

A estos clientes especialmente perjudicados, Volkswagen les ha ofrecido un seguro de protección crediticia gratuito ante los posibles daños que sufran; lo ha hecho de la mano de la compañía de ciberseguridad IDX. A través de ella, los afectados dispondrán de monitorización de fugas de datos mediante su producto CyberScan durante 24 meses. Además, la póliza de reembolso asciende a un millón de dólares. El paquete también incluye servicios de recuperación de identidad ante posibles suplantaciones.

La marca estima que el robo de datos se produjo entre agosto de 2019 y mayo de 2021. Ese es el momento en el que Volkswagen identificó la causa del incidente; en realidad, según la carta de Weissland, la incidencia se detectó el pasado 10 de marzo, momento en el que se abrió la investigación.  

“Lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda causar a nuestros clientes actuales o potenciales”, ha dijo Volkswagen USA en un comunicado; “como siempre, recomendamos que los individuos se mantengan alerta ante correos electrónicos sospechosos”. Pero el fabricante también advierte sobre “otras comunicaciones que les puedan pedir información sobre ellos mismos o su vehículo”. En la carta a los usuarios, Weissland afirma que Volkswagen ya está colaborando con “expertos externos en ciberseguridad” para adoptar todas las medidas necesarias.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.