Tecnología

Vídeo: ¿Cómo fabricar el mejor deportivo del mundo?

Cuando, a principios de los años 90, Gordon Murray dio a conocer el McLaren F1, muchos consideraban que jamás podría volver a fabricarse un deportivo más rápido, más auténtico y más espectacular. Lo mejor de todo es que era capaz de cosas increíbles con poca tecnología.

Por ejemplo, era un vehículo que se aproximaba a los 400 km/h, lo cual era una locura en la épica y hoy se sigue considerando una barrera mítica que muy pocos han alcanzado. En la actualidad, el sucesor espiritual de aquel F1 sería este Speedtail.

Es un vehículo de apariencia espectacular y muy aerodinámica, que cuenta con la ventaja de reunir algunos de los adelantos técnicos que han llegado a la industria del automóvil desde la ya lejana aparición del F1. Así, este Speedtail es mucho más potente, pero porque recurre a la tecnología híbrida.

Y su interior, que conserva rasgos icónicos de su predecesor, como las tres plazas y la del conductor en el centro, está repleto de avanzados sistemas para que, incluso circulando por encima de los 350 km/h, los ocupantes no tengan sensación de ‘descontrol’.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.