Expertos HC

¿Son los coches eléctricos la clave para abaratar tu factura de luz?

¿Y si te dijeran que puedes evitar pagar la luz en los momentos en los que sea más cara? La solución podría estar en las baterías de los vehículos eléctricos. ¿Cómo funcionaría este proceso?

Almacenamiento de electricidad

Los Estados-Nación se enfrentan a pérdidas medioambientales y económicas por culpa del cambio climático, lo que les ha llevado a impulsar las energías renovables. Estas reemplazarán a grandes contaminadores, como el carbón y el gas natural. Un inconveniente clave de estas fuentes siempre ha sido su disponibilidad intermitente, lo que ha despertado el interés en tecnologías que puedan almacenar la energía extra producida para reservarla para los momentos de menor producción.

Y lo mismo se puede aplicar en situaciones como la que vivimos desde el pasado otoño, cuando el precio de la electricidad que pagan muchos hogares en España ha multiplicado su precio por diez, pasando de apenas 30 euros por mWh a más de 300.

Con la llegada de opciones de generación de energía al propio hogar -como las placas solares- se ha aparecido también el interés por almacenar energía en baterías domésticas. Sin embargo, algunos propietarios pueden ser reticentes a invertir en baterías caras, que cuesta años amortizar mediante ahorro energético. Pero ¿y si ya tuviesen una batería gigante, esperando aparcada en el garaje? ¿Podrían los eléctricos convertirse en una fuente útil para almacenar energía eléctrica que se puediese aprovechar en los momentos en los que el precio de la luz está disparado?

¿Por qué no servirse de esa gran batería?

La tecnología se basa en el Ford Charge Station Pro, un cargador bidireccional de 80 amperios para su nueva camioneta eléctrica –F-150 Lightning. El cargador permite a la batería del vehículo dar energía a la casa si se produce un apagón durante tres días con un uso doméstico normal. Requiere instalación profesional y está equipado con dispositivos de seguridad de aislamiento adecuados para evitar una sobrecarga.

Esto se ha basado en la buena imagen que Ford recibió al principio de este año, durante el «gran apagón de Texas», cuando los dueños de los F-150 híbridos pudieron mantener encendidos sus electrodomésticos durante días gracias al sistema eléctrico de sus automóviles.

Más usos que para emergencias

Donde realmente se pone interesante es cuando Ford desarrolló su mejora de «energía inteligente» para el sistema. Este se servirá de la energía de la camioneta para proveer al hogar en períodos donde los precios eléctricos sean elevados. Entonces, se cargará de nuevo el coche por la noche, con unos precios reducidos. Fundamentalmente usa el vehículo como batería eléctrica para el hogar, de manera similar a productos como el Tesla Powerwall, o baterías artesanales que ya hemos visto.

Esta funcionalidad solo estará disponible con Ford Charge Station Pro, que tendrá la capacidad para administrar los flujos de energía tanto dentro como fuera de la red. Los usuarios de soluciones de carga doméstica más básicas no podrán utilizar la tecnología.

No hay motivos por los que el sistema no pueda monitorear los precios de la energía en vivo, y compararlos con los horarios de uso del automóvil. Con ello se sabría qué momentos son más adecuados para su carga, a la vez que se mantiene la batería a un nivel de carga mínimo, y evitar que el usuario se queda a veces sin transporte. Por supuesto, para lograr la mayoría de estas ventajas, será clave una cuidadosa implementación, porque bastará con unas pocas malas experiencias de usuarios despertando y viendo la batería del coche muerta para que la opinión pública se ponga contra la práctica.

El software debe optimizarse para dejar siempre al conductor con autonomía en la batería cuando necesite usar el coche, y para maximizar la vida útil de la batería. A pesar de una década en la que se han vuelto común ver por las carreteras los coches eléctricos, todavía no conocemos muchas historias de ¡baterías muriendo de golpe. Sin embargo, esto sigue siendo un miedo importante en la sociedad.

El mecanismo eléctrico más inteligente, en casa

El cargador requerirá una instalación profesional en el cableado eléctrico del hogar. Pero esto es típico de las soluciones de carga de vehículos eléctricos más serias. Con los conductores demandando recargas más veloces, el cargador rápido y las instalaciones de 220V pasan a ser parte del proceso en la compra de estos automóviles.

El almacenamiento se volverá cada vez más importante para el funcionamiento saludable de la red eléctrica a medida que las energías renovables comiencen a constituir una parte mayor de la combinación de energía general. Algunas jurisdicciones ya se han enfrentado a problemas, como cuando enormes influjos de energía solar en días soleados dificultan mantener generadores tradicionales en línea, sin sobrecargar la corriente. El tener grandes franjas de almacenamiento distribuidas a lo largo de la corriente podría ayudar.

Tener grandes unidades de almacenamiento de energía distribuidas en la red podría ayudar con esto. En el escenario mencionado anteriormente, los coches eléctricos conectados a cargadores inteligentes sabrían cuándo baja el precio de la electricidad debido a un día soleado que inundó la red de energía, y entonces los vehículos activarían el modo de carga para almacenar la energía barata. Si el Sol se esconde temporalmente detrás de una nube, en lugar de que el voltaje de la red se caiga, los cargadores inteligentes podrían detectar la caída y responder instantáneamente permitiendo que la energía de la batería de los coches regrese a la red.

El beneficio de utilizar coches eléctricos para este almacenamiento es que aquellos que los compren no solo obtienen un coche más barato y sostenible. También podrán jugar un rol activo en el mantenimiento de la estabilidad de la corriente. Con miles de vehículos eléctricos comprados cada año, y si se equipan apropiadamente, podrían implicar la revolución de almacenamiento de corriente que el mundo necesita.

*Artículo escrito por Lewin Day y publicado originalmente en Hackaday.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.