Ataques

Un correo electrónico bloquea los aparcamientos de Tarragona

Los parking públicos de la ciudad catalana se enfrentan a un problema: un cracker ha atacado su base de datos. ¿Qué es lo que ha pasado y qué consecuencias tiene este incidente de ciberseguridad?

Un hombre está apoyado en la columna de un parking subterráneo
Foto: Oleg Magni de Pexels

Dinero a cambio de liberar los datos de los usuarios de aparcamientos subterráneos en Tarragona. Ese es el chantaje que está realizando un cracker al Ayuntamiento de localidad catalana después de bloquear el acceso a la información sobre los 4.000 abonados de Aparcaments Municipals de Tarragona, la empresa municipal que gestiona los parking de la ciudad.

El ciberdelincuente exige un pago de 9 bitcoins por devolver el acceso a la información de los 4.000 abonados de los aparcamientos. Una cifra que serían alrededor de 41.000€ al cambio actual.

Sin embargo, el ayuntamiento tarraconense se niega a pagar el rescate, según informa Diari de Tarragona.

El consistorio ha puesto el caso en manos de los Mossos d’Esquadra, la Agencia Estatal de Protección de Datos y la Agencia Tributaria. También ha informado a los servicios jurídicos municipales y a una empresa especializada en descifrado.

Todo por un correo electrónico

La empresa afectada, que gestiona 7 aparcamientos en Tarragona, cree que el ataque empezó por un correo electrónico.

«Hace un mes se recibió un correo electrónico simulando que era de un proveedor habitual, en el que se decía que se presentaba una factura» declaran fuentes de Aparcaments Municipals al Diari. Se cree el virus se descargó en el sistema al abrir el documento adjunto en el correo, infectando así el servidor de la compañía. Tras ello, los ficheros que almacenaban los datos de los abonados se bloquearon.

Los sistemas más afectados fueron el software del sistema de facturación. Otras bases de datos sí se vieron afectadas, pero su información sí se ha podido recuperar.

¿Cómo afecta este ataque a los usuarios? Según fuentes municipales, los clientes del servicio simplemente tendrán que volver a dar de alta todos sus datos. Es decir, en vez de pagar el rescate de la base de datos, el ayuntamiento ha decidido por volver a crearla desde 0.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.