Ataques

Tus datos podrían valer millones de euros

Una de las concesiones de la relación entre usuarios y compañía es la de compartir el uso de datos personales hasta cierto punto. ¿Pueden las compañías del automóvil ganar dinero a partir de esta información? ¿Son responsables?

datos millones
Photo by Artem Beliaikin from Pexels

Proteger tus datos personales es algo sobre lo que puedes tomar precauciones, pero que no puedes tener totalmente bajo control. La información personal utilizada en cualquier cuenta, servicio o dispositivo, pasa hasta cierto punto a ser una propiedad compartida con las empresas propietarias. Y estos datos tienen un precio mayor del que piensas.

Recientemente, el Gobierno de Estados Unidos ha pedido 200 millones de dólares -180 millones de euros- a las cuatro mayores empresas de telecomunicaciones del país. T-Mobile, AT&T, Verizon y Sprint son las implicadas por orden de cifra a pagar. Todas ellas han vendido datos de interés referentes a sus usuarios sin permiso.

Los servicios de conectividad, aunque no lo especifiquen, hacen uso constante de la localización de un dispositivo. Este ha sido el principal foco de la información vendida sin autorización por las mencionadas gigantes de las telecomunicaciones.

Según las autoridades responsables, el acceso al trackeo de los clientes no está lo suficientemente restringido, y es utilizado a menudo por otras compañías interesadas. Las cifras que se piden son referentes a la cantidad de tiempo que esta información queda expuesta.

Aunque las cifras de la indemnización de momento son solo una sugerencia, las marcas denunciadas han declarado su intención de securizar el acceso a los datos de localización. Sin embargo, existen indicios y quejas sobre la insuficiencia del castigo para frenar las malas prácticas.

Pese a esto, el debate no debería ser si es necesario compartir nuestra información, sino exigir que existan reglas que apelen a la responsabilidad legal y no solo a la ética. En un mundo conectado es necesario que las empresas tenga cierto acceso a nuestros datos, pero que hagan un uso responsable de estos.

El papel de las marcas de coches

Por ejemplo, los sistemas de GPS de los coches hacen un seguimiento igual de continuo de la situación geográfica. De hecho, desde que estos tienen conectividad propia, el espectro de datos recabados se ha multiplicado.

Básicamente, cualquier dispositivo móvil que se conecte a los vehículos comparte información con él. Algunos coches también registran conductas de conducción. Estos datos quedan a disposición de las fabricantes del automóvil, que se encuentran en una etapa muy temprana en la gestión de todos estos recursos para darles utilidad.

Toda esta información puede ser utilizada para facilitar la interacción del usuario con el sistema de infoentretenimiento del vehículo o incluso mejorar la seguridad vial. Es decir, que son datos útiles para cubrir necesidades a nivel colectivo e individual.

Las fabricantes de coches de momento solo tienen en cuenta las aplicaciones positivas. Convertir estos datos en mercancía que alcance un precio de millones reduce el valor real de los mismos: mejorar cada vez más la experiencia de usuario.

Periodista a punto de licenciarse -en Periodismo, obviamente-. Soy nativo digital e hijo de transportistas, así que la tecnología y el motor me vienen dados. Aunque la carrera sea inútil, creo en el periodismo como profesión y forma de afrontar la vida. Curiosidad, honestidad y pasión por la comunicación. Aun sin carnet el himno de mi vida es Born to Run, y eso que Bruce Springsteen me pilla lejos. Cultura, deportes y videojuegos completan el elenco de mis pasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.