Empresas

Toyota y Subaru unen fuerzas para producir coches eléctricos

Todas las marcas sienten actualmente la necesidad de contar con modelos eléctricos en su gama. Para ello, algunas -como Subaru- deben aliarse con otras más grandes. ¿Qué solución ha adoptado? Reforzar sus lazos con Toyota.

Diseño conceptual de la plataforma conjunta Toyota Subaru

Normalmente, cuando te hablamos de la revolución que se vive actualmente con los coches eléctricos tiendes a pensar en lo que te costará adaptarte a este nuevo paradigma. Es cierto: es un nuevo tipo de movilidad que está dando sus primeros pasos, y ya sabes que todas las tecnologías son siempre caras en su lanzamiento.

Pero, ¿y qué hay de los fabricantes? Esto trae también una importante contrapartida para ellos, pues necesitan realizar una gran inversión tanto tecnológica -la parte más cara- como de transformación en sus factorías. Y eso, por no hablar de los superiores costes de producción

Algunas marcas -como Subaru– no pueden hacer frente a este reto en solitario. Ello les lleva a buscar alianzas con otras compañías dispuestas a compartir su técnica y sus recursos. En esta ocasión, la firma japonesa ha vuelto a acudir a su vecina Toyota.

Un esfuerzo compartido

El acuerdo firmado entre estas marcas comprende el desarrollo conjunto de una plataforma automotriz que irá destinada, únicamente, a coches eléctricos con batería.

Según el comunicado, esta nueva estructura está pensada para turismos de tamaño medio y grande. Y aunque no se han confirmado modelos, parece que el primero podría ser un futuro todocamino compacto, que ambas marcas venderán con sus logotipos.

No es la primera vez que Toyota y Subaru colaboran de esta manera. Ya en 2018, la firma de las Pléyades presentó -en exclusiva para el mercado USA– su Crosstrek Hybrid, construido sobre la base del SUV XV y que incorpora tecnología híbrida procedente de su socio.

Y es que su amistad es una bonita historia que viene de lejos. Para los aficionados el hito más conocido de esta alianza es, sin duda, la existencia de los deportivos GT86 y BRZ, que se fabrican desde 2012 en la planta que Fuji Heavy Industries posee en la prefectura de Gunma.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.