Novedades

Toyota Prius 2023: 25 años después, así será el híbrido más sofisticado del mundo

Cuando en 1997 llegó la primera generación del Prius, nadie podía imaginar cuál iba a ser su alcance real. Ahora, con la aparición de su quinta evolución, está claro que Toyota desarrolló 'el coche del futuro'.

Imagen tres cuartos delantero nuevo Toyota Prius

Es normal que cualquier fabricante, durante la presentación en sociedad o a los medios de su último modelo, siempre adorne el discurso del lanzamiento con frases grandilocuentes y todo tipo de halagos hacia su nuevo producto; habitualmente, se suele decir que la novedad en cuestión, supone un ‘antes y un después’.

Pues bien, cuando hace 25 años -un cuarto de siglo ya, nada menos- se presentaba el primero de los Prius, era difícil imaginar lo que representaría ese modelo o, más bien, su tecnología para la industria del automóvil.

Más que el formato del coche en sí -una berlina no especialmente atractiva-, el Prius de 1997 era un demostrador tecnológico que, poco a poco, comenzó a extenderse por el mundo; en nuestro país, los medios pudieron empezar a realizar los primeros contactos con ese vehículo allá por 1999 en unidades enviadas desde Japón y con el volante a la derecha. Y ya se veía que aquello iba a ser una revolución… por la palabra que se pondría de moda en poco tiempo: ‘híbrido’.

Imagen comparativa perfiles nuevo y anterior Toyota Prius
Arriba, el Prius de la quinta generación; abajo, su antecesor.

La cosa es que, 25 años después, estamos asistiendo a la revelación de la que ya es la quinta generación del Toyota Prius -algo que también quiere decir que la vida media de este modelo es de algo más de seis años-. Un coche que llega al mercado mundial con una fama bien ganada, con algo más de cinco millones de unidades vendidas a lo largo de su historia… y con un concepto radicalmente distinto; no por la tecnología de impulsión -que también- sino por dónde pretende ubicarse el modelo.

Hasta el momento, el Prius no ha sido un modelo pensado para el disfrute o la deportividad. Es cierto que cada vez se ha ido volviendo más llamativo, pero si tenemos en cuenta que el tope de potencia fue de 136 CV -algo que, curiosamente, no sucedió en la última generación, la que estaba en los mercados hasta hace bien poco… y que se quedaba en los 122-, no era un coche pensado para ofrecer excelentes prestaciones, sino una increíble eficiencia, fruto de combinar un motor 1.8 gasolina con otro eléctrico.

Sin embargo, con la quinta generación, el Prius va a ser una cosa completamente distinta… y, a consecuencia de ellos, también va a ser un producto más caro, a pesar de que durante la presentación online de hace unas horas, Simon Humphries, Gerente General Senior de diseño en el Centro de desarrollo de vehículos de Toyota, asegurase que «el Prius en un coche ecológico al alcance de todos».

Llamativo, como -casi- siempre

En sus últimas generaciones, pero especialmente en la cuarta, el Prius ha tenido siempre bastante personalidad. Podría gustar más o menos, pero era claramente reconocible e identificable.

En los seis años de intervalo que han pasado hasta la llegada del nuevo modelo, Toyota ha experimentado un cambio radical como marca, siendo la demostración más palpable de todo ello la aparición de la línea GR de modelos deportivos y la evolución tanto en diseño exterior como interior.

Quizá un poco por todo eso, el Prius V es sin lugar a dudas el más deseable de la historia… comenzando, incluso, por algo tan subjetivo como el diseño. Con una aerodinámica que apunta a cifra récord -aunque el dato no ha sido facilitado aún-, las proporciones del modelo han cambiado para darle un aspecto más deportivo.

Por ejemplo, el coche es ahora 50 mm más bajito, pero también ha ganado 50 mm en distancia entre ejes, al tiempo que ha reducido su longitud en 46 mm -quedándose alrededor de los 4,59 m, si tomamos como referencia el Prius PHEV anterior-.

A falta de confirmarse todos los detalles, queda claro que la firma luminosa será uno de sus aspectos más destacados, que no optará por soluciones extravagantes como los retrovisores virtuales, que las manecillas de las puertas traseras pasan a estar camufladas en la zona de las ventanillas -las delanteras son clásicas y no van a ras de carrocería-, que podrá contar con llantas más grandes que nunca -hasta 19″-…

Imagen salpicadero nuevo Toyota Prius

Pero el detalle tecnológico lo vuelve a poner el techo con células solares -en opción- que, en este caso, tiene la misión de ayudar a recuperar energía para la batería, como veremos más adelante.

En cuanto al interior, también gana en presencia y se rompe alguna tendencia que era habitual en los Prius, como la instrumentación en posición central, ya que ahora lo que es el cuadro de mandos pasa a situarse detrás del volante… y en una posición ligeramente elevada, al estilo de los Peugeot.

Más ‘clásico’ -y mucho mejor- por dentro

El puesto de conducción va situado más bajo, siendo uno de los elementos que junto con el diseño exterior ya comentado y la parte mecánica, quieren contribuir a que el carácter del Prius sea más dinámico que nunca. En cuanto a la parte tecnológica, la instrumentación es una pequeña pantalla de 7″ que se complementa con un sistema multimedia con pantalla de 12,3″.

Toyota no ha entrado en muchos detalles, pero entre los elementos tecnológicos presentes en la nueva generación, destacaría el dispositivo de iluminación ambiental que, además de decorativo, también serviría para lanzar alertas visuales y luminosas relacionadas con el funcionamiento de los asistentes a la conducción. Hablando de asistentes, el Prius puede equipar una sofisticada ayuda al aparcamiento que se puede manejar desde el exterior del coche y con al ayuda del teléfono móvil.

Pero donde de verdad el nuevo Prius 2023 da el paso adelante definitivo es en lo relacionado con la parte dinámica. Para empezar, en Europa sólo se va a ofrecer en una variante híbrida enchufable, que será el resultado de combinar un motor 2.0 de 148 CV junto con otro eléctrico de 160 CV, para obtener una potencia conjunta declarada de 223 CV.

Ojo, porque la firma nipona asegura que este modelo puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos -valor digno de un buen compacto GTI-, si bien no se ha declarado el dato de la velocidad máxima.

Imagen tres cuartos trasero nuevo Toyota Prius

Resulta curioso que, de momento, no se ha haya hablado de cifras de consumo o eficiencia, siendo ese tradicionalmente el campo de especialización de este modelo. Sí que se comenta que esta variante viene dotada de una batería de 13,6 kWh con la que conseguiría una autonomía en modo eléctrico superior en un 50% a su predecesor, de tal manera que hablaríamos de una cifra próxima a los 70 km.

Para otros mercados habrá una alternativa HEV, es decir, híbrida auto-recargable con una potencia de unos 193 CV y que permitiría ofrecer el modelo a un precio más ajustado… pero parece ser que ese papel de modelo compacto híbrido a un coste razonable ya está ocupado por las diferentes versiones de un Corolla que también acaba de ser renovado.

Por cierto, el mencionado techo solar que comentábamos antes, permitiría conseguir recargas gracias al sol que sirvan para recorrer 1.250 km al año. ¿Algo curioso? El Prius cuenta en su interior con una toma de corriente que, con el coche ‘parado’ puede servir para suministrar electricidad a un portátil o algún otro aparato eléctrico.

Además, Toyota ha creado un accesorio que permitiría lleva un cable largo desde dentro a fuera del coche a través de una ventanilla trasera, permaneciendo ésta cerrada.

Pero no solo va a ser un coche más deportivo por prestaciones: también influye que cuente con la nueva plataforma GA-C de segunda generación, más ligera y más ‘rígida’ -en el buen sentido de la palabra-, que tendrá un centro de gravedad más bajo y que permite llevar la batería en un espacio situado bajo los asientos traseros, de tal forma que no roba espacio ni a los pasajeros ni en la zona del maletero.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.