Movilidad

Toyota pone un Lexus LS a vigilar al ser humano…

Aunque los coches autónomos no necesiten conductor la mayor parte del tiempo, el factor humano sigue siendo su mayor punto débil. Toyota va a poner a circular un Lexus LS autónomo por Bruselas, para estudiar el comportamiento de las personas e incorporar lo que aprenda a estos sistemas.

Lexus LS autónomo tres cuartos

Toyota Motor Europe ha decidido pasar de los circuitos de pruebas a la realidad. Durante los próximos 13 meses, un Lexus LS autónomo realizará un recorrido programado por las calles de Bruselas… La única diferencia con el LS de serie está en la gran cantidad de sensores, radares y cámaras que equipa esta versión. Eso sí, contará con dos personas que intervendrán en caso de necesidad: Un conductor de emergencia y un operador, que supervise todo el sistema.

Este proyecto de conducción autónoma ya se ha probado con éxito en EE.UU. y Japón. Ahora Toyota quiere comprobar que funciona igual de bien en las condiciones de una ciudad europea. Como no podía ser de otra manera, realizar una prueba de estas características sobre el terreno no es fácil. Ha exigido comprobaciones previas del sistema, formación para los conductores, el estudio de la ruta urbana y la colaboración con las autoridades.

El reto de ponerle ‘ojos’ a un Lexus

Las instalaciones de investigación y desarrollo que Toyota posee en Bruselas, están especializadas en ‘visión computerizada’. Es decir, sus expertos trabajan en conseguir que los ordenadores puedan registrar el entorno y comprenderlo. Toyota está trabajando en dos modelos de conducción automatizada simultáneamente: En el modelo ‘Guardián’, la tecnología vigila al conductor e interviene cuando lo estima necesario. Por el contrario, en el modelo ‘Chófer’, ésta se encarga directamente de conducir el vehículo.

Toyota es uno de los 35 socios del proyecto europeo LR3Pilot. En él que también participan otros fabricantes, proveedores, institutos de investigación e instituciones públicas. Entre éstas últimas, destacan los fondos proporcionados por la Comisión Europea. El objetivo del proyecto LR3Pilot: Realizar pruebas de conducción autónoma con 1000 conductores, 100 coches y 10 países. El cometido de Toyota dentro de este proyecto pasa por analizar el impacto de la enorme variedad de comportamientos humanos, y perfeccionar la seguridad de estos sistemas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.