Novedades

Toyota GR 86: ‘vida extra’ para el carismático ‘HachiRoku’

Buenas noticias para los entusiastas: el 'deportivo de masas' de Toyota conservará su esencia por unos años más. Su nueva entrega no es 'eco', ni cambia siquiera su planteamiento mecánico. ¿Pero... a qué precio?

Imagen frontal del Toyota GR 86

Ya hemos contado muchas veces el origen tan ‘humano’ de muchas marcas y modelos de coches. Y, aunque las planificaciones actuales de los fabricantes -más parecidas a un quinquenio soviético- no lo permiten, aún podemos contar una excepción muy reciente: el Toyota GT-86.

Este singular cupé surgió como respuesta a una ‘necesidad’ de su mismísimo presidente, Akio Toyoda. Aficionado a las tandas en circuito, Toyoda se lamentaba de no poder participar en estas reuniones de entusiastas con un vehículo moderno de su marca -que, como bien sabes, se centra en modelos familiares y electrificados-.

Un tradicional esquema de propulsión trasera, un bóxer atmosférico y una configuración 2+2 completan una fórmula que ha conquistado a los apasionados. Ahora, este modelo recibe una renovación que no altera su esencia… pero es igualmente profunda. El primer detalle es su cambio de nomenclatura, pasando a integrarse en la ‘gama GR’ con el nombre de GR 86.

Cómo acallar a los ‘haters’

Siguiendo por la planta motriz, los rumores pasados de un nuevo propulsor turbo se han quedado en nada -para alivio de los fans-. Lo que ha hecho Toyota es, simplemente, ampliar el cubicaje del tetracilíndrico bóxer hasta los 2,4 litros.

Imagen posterior del Toyota GR 86

Con este ardid, el modelo soporta algo mejor el ‘golpe’ de las medidas anticontaminación… y, al tiempo, aumenta la potencia por encima de unos 200 CV que muchos ‘haters’ encontraban escasos.

Otro aspecto destacado del GT-86 es su estrecha relación con la industria auxiliar, que en estos años ha producido millones de piezas para mejorar sus prestaciones o su aerodinámica. En este último caso, la marca asegura haber ‘tomado nota’, y declara que ciertas partes de su nueva estética -como el paragolpes frontal- incorporan elementos para canalizar el aire. Asimismo, la propia estructura del coche recibe un aumento de rigidez del 50%.

Interior del Toyota GR 86

Los cambios más leves se centran en el habitáculo. Éste mantiene su afamada ergonomía, si bien el salpicadero se ha vuelto mucho más minimalista. Pero lo que el GR 86 pierde de estética lo recupera con creces en tecnología: estrena un sistema multimedia similar al de otros Toyota, el cual le permite disfrutar -por ejemplo- de las ventajas de Android Auto y Apple CarPlay.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.