Tecnología HC

Este Toyota Corolla ha logrado un hito histórico en competición

Toyota disputó las 24 Horas de Fuji con un Corolla propulsado por hidrógeno, convirtiéndolo en el primer vehículo que completa una competición de resistencia con este tipo de combustible. El siguiente paso es llevar esta tecnología a los concesionarios…

¿Cómo probar al límite un motor de hidrógeno? ¿Cómo saber si son una alternativa realista a la electrificación? Sin duda, Toyota considera que el mundo de la competición es el mejor campo de tests.

La firma japonesa inscribió un Corolla propulsado por hidrógeno en una carrera de resistencia: las 24 Horas de Fuji, disputadas este año entre los días 21 y 23 de mayo. En realidad, el motor era una versión ligeramente modificada del 1.6 de tres cilindros con turbocompresor del GR Yaris. El ingeniero al frente del proyecto es Naoyuki Sakamoto: «merece la pena intentar usar la tecnología de los motores de combustión interna para alcanzar la neutralidad en emisiones». Sakamoto está convencido de que la competición acelera el ritmo de desarrollo habitual de los coches de producción.

La odisea de correr con un motor de hidrógeno

Eso sí, la participación del Corolla no estuvo exenta de problemas: el Toyota se pasó 12 de las 24 horas en el box, sometiéndose a reparaciones y repostajes; en realidad, el equipo calculaba de antemano que tendrían que parar a repostar cada media hora. En total, permaneció en pista un total de 11 horas y 54 minutos (358 vueltas frente a las 763 completadas por los ganadores). El resultado generó algunos comentarios negativos en redes sociales…

Afortunadamente, el coche cruzó la meta, y el presidente Akio Toyoda describió la experiencia como un éxito: “esto significa que hemos recorrido más de 1.500 km, ¿vale?”. En concreto, fueron 1.634 km… Por lo tanto, este Corolla se convirtió en el primer vehículo propulsado por hidrógeno que completa una carrera de resistencia. Además, Toyoda insiste en que el vehículo prácticamente estaba completando un ‘rodaje’ en vez de una carrera. “Creo que hemos descubierto muchas cosas” durante su puesta a punto para la prueba, añade Toyoda.

¿Quién lo pilotó?

A los mandos del Corolla de hidrógeno se puso todo un especialista: nada menos que Kamui Kobayashi, campeón del mundial de resistencia de la FIA en la temporada 2019-20, y expiloto de Fórmula 1. Otros tres pilotos se turnaron durante la prueba: Masahiro Sasaki, Takuto Iguchi… y un tal “Morizo”. ¡Detrás de este seudónimo se esconde el propio Toyoda!

Los planes de Toyota pasan por reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 90%, entre el año 2010 y el 2050. En la actualidad, el Toyota Mirai es uno de los pocos vehículos de hidrógeno a la venta. Sin embargo, no es exactamente un motor de combustión: el Mirai genera una reacción entre el hidrógeno y el oxígeno dentro de la pila de combustible, para producir electricidad. Precisamente, lo único que hizo Toyota para adaptar el motor 1.6 fue cambiar las bujías y el sistema de combustible por los del Mirai. La operación incluyó la sustitución del depósito por cuatro tanques de almacenamiento de hidrógeno. La marca pretendía modificar el propulsor original lo menos posible.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.