Novedades

Todos los eléctricos que tendrá Honda en diez años

En el mundo del automóvil siempre hay que tener 'un buen plan' para el medio y largo plazo. Ahora, la mayoría de los fabricantes ya tienen claro que un aspecto clave de su futura agenda será la electrificación. Este es el caso de Honda.

Imagen de nuevos modelos de Honda
Honda introduces its progress toward electrification and business transformation for the future

En realidad, la firma japonesa -como tantas otras- ya han comenzado con esa transición hacia lo eléctrico. Y, de hecho, ahora mismo su gama ya se compone únicamente de modelos híbridos -el próximo en unirse en breve es el nuevo Civic– o eléctricos -como el Honda E-; pero esta tendencia va ‘a ir a más’ en los próximos diez años.

En un evento en el que estuvieron los máximos representantes de la marca, se habló del ‘progreso hacia la electrificación’ y la transformación comercial para el futuro. El concepto suena bastante ‘global’ porque no afecta solo a su división de automóviles, sino a todas sus líneas de negocio. La marca japonesa asegura que sus modelos están pensados para ayudar a las personas a expandir «su propio potencial», pero querrá hacerlo con modelos que tengan una huella ambiental igual a cero.

Otro objetivo del que hablaron en la conferencia fue que durante los últimos años la marca ha estado ‘solidificando’ los negocios que ya tiene la marca, al tiempo que se preparan para un nuevo crecimiento. Unas iniciativas que ya están dando un resultado positivo en áreas como producto, negocio y nuevas tecnologías. Por otra parte, se puso en evidencia que la estructura de negocios de los automóviles ha mejorado, en el sentido de que se ha simplificado.

Por ejemplo, ahora aseguran que han reducido a menos de la mitad el número total de variaciones en el nivel de equipamiento y opciones para modelos ‘globales’, y la idea es que se reduzcan a un tercio de 2025. Una buena fórmula para conseguir una reducción del 10% de los costes asociados a la producción global de automóviles.

Si vendes mucho, el objetivo es más difícil

En estos momentos, Honda está considerada la ‘potencia más grande’ en cuanto ventas anuales, al colocar cerca de 30 millones de unidades en cuanto a productos de movilidad, que pueden ir desde coches y motos... a aviones o motores fuera borda. Pues bien, el objetivo es que de aquí a 2050, la marca a nivel global consiga ser neutra en cuanto a emisiones de carbono.

Y no será algo que se logre tan solo cambiando motores tradicionales por otros ‘de batería’. De hecho, hablan de un enfoque ‘multifacético y multidimensional’ en la que no faltará la utilización del hidrógeno, baterías intercambiables… y, por supuesto, la llegada de la electrificación progresiva.

Para esto último va a ser importante poder hacer frente a un mayor demanda de baterías para sus vehículos; en este aspecto, Honda quiere hacer dos coas. Ahora mismo, y a corto plazo, mantener o establecer asociaciones externas en regiones en las que estén presentes con el fin de contar con una adquisición estable de baterías. Por ejemplo, en América del Norte van a hacerse con la firma de baterías Ultium, de GM; en China, fortalecerán su colaboración con CATL; y en Japón van a adquirir las baterías de Envision AESC para sus mini-vehículos eléctricos.

Sin embargo, a medio plazo -en realidad, dentro de un par años, la marca nipona quiere tener ya en funcionamiento su propia fábrica de baterías de nueva generación y estado sólido. Será en 2024 y servirá para equipar a los nuevos eléctricos que vayan llegando en la segunda mitad de la década.

Y lo que seguramente sea más vistoso para el gran público: se prevé una gran ofensiva de coches eléctricos, también diferenciados por regiones. Por ejemplo, en Norteamérica para 2024 se prevé que dispongan de dos nuevos eléctricos medianos-grandes, desarrollados en colaboración con GM y que uno se venderá como Honda y otro como Acura.

imagen de nuevos modelos eléctricos de Honda

El caso de China será el más llamativo, pues en aquel mercado pretenden lanzar hasta 10 modelos eléctricos de aquí a 2027; y en Japón, para 2024 pondrán en la calle un eléctrico de uso comercial y tamaño muy reducido -con muchísimo tirón en el mercado doméstico- al precio de un millón de yenes, que equivale a poco más de 7.000 euros. Posteriormente, habría variantes de uso para pasajeros, así como un modelo de tipo SUV, también eléctrico.

Desde una perspectiva global, el objetivo de Honda es que de aquí a 2030 puedan lanzar hasta 30 modelos eléctricos en todo el mundo, sumando una producción de más de dos millones de unidades al año. Para conseguirlo, en ese time-lime habrá momentos destacados como el empleo a partir de 2026 la nueva plataforma Honda e:architecture, que combina tanto la parte de hardware como de software. Otro momento importante será que, gracias a la alianza con GM, el objetivo es disponer desde 2027 de modelos eléctricos de precio razonable.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.