Empresas

Tesla ya ve a Rusia como un posible centro de producción

El fabricante estadounidense Tesla planea un nuevo paso hacia su expansión en los mercados del mundo. Su objetivo es Rusia, un país pobre en iniciativas de vehículos eléctricos. ¿Qué le piden los rusos a cambio?

Tesla en Rusia

El magnate e inventor Elon Musk se pronunció la semana pasada sobre la posible llegada de Tesla a Rusia. El objetivo es poder instalar fábricas de la marca en el país. A través de un evento digital en dicho país, Musk explicó que quiere expandir la producción de sus coches por otras partes del mundo. Cabe añadir que ya cuenta con fábricas en países tan distantes como China.

La respuesta del Gobierno Ruso

El Ministro de Industria y Comercio ruso, Denis Manturov, se expresó hace unos meses en las redes sociales sobre dicha posibilidad. «Querido @Elonmusk, estamos encantados de saber que estás pensando en abrir una fábrica en Rusia. Por cierto, tenemos un buen número de medidas de apoyo estatal para OEMs -Fabricantes de Equipo Original- locales. Ven a vernos, hablaremos de ello».

El pequeño fabricante privado ruso Zetta está preparando un prototipo de coche eléctrico, y planea comenzar a producirlo este mismo año. Este pretende convertirse en el vehículo eléctrico más barato, con un precio estimado de 6.000 euros y con una autonomía de 200 kilómetros. Ha sido desarrollado por la Compañía de Ingeniería y Producción Rusa -REMC- . «Zetta» proviene de «Zero Emission Terra Transport Asset-, por lo que su mismo nombre marca la voluntad de los creadores de la marca.

¿Por qué les interesa acoger a Tesla?

Actualmente la industria automotriz rusa, a pesar de que el país es un gigante exportador de petróleo y gas, no posee proyectos exitosos para coches eléctricos nacionales. Además, los expertos ven escasas posibilidades de que la situación se revierta en un futuro próximo. El motivo principal de esto es la pobre infraestructura de puntos y estaciones de carga que se da en Rusia.

Sin embargo, para los vehículos de Tesla es crucial que el fabricante le brinde apoyo constante. Y es que más allá de las partes del coche y de los servicios que ofrece esta marca, algunas características como su función de «piloto automático» suelen requerir algún desarrollo específico en el mercado. En este país algunos ya intentaron, por medio de la importación, traer Tesla al país y así integrarlo en el mercado. De hecho, se cree que desde 2020 ya se introdujeron en Rusia alrededor de 500 modelos de la marca.

Es por esto que el Ministro de Industria y otros políticos han establecido contacto con Elon Musk. Quieren ayudarle a encontrar un lugar adecuado para instalar una fábrica de Tesla. Como contraparte, el fabricante estadounidense ha anunciado algunas localizaciones -sin precisar del todo- para su primer «Supercargador ruso». Conectará Moscú y San Petesburgo a la red europea de «Supercargadores». Y si se atiende a comportamientos previos de Tesla, abrir una de estas estaciones «Supercargador» suele indicar un primer paso para acceder a un nuevo mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.