Ataques

Tesla no se libra de los crackers… a pesar de sus esfuerzos

Alerta tras el robo de varios vehículos de la marca americana en Noruega. Los coches disponían de sistema keyless. La policía sospecha que podría tratarse de un grupo organizado.

Ciberdelincuentes robando un Tesla Model S

La madrugada del día 11 de noviembre, la policía noruega avisaba, vía Twitter, del robo de dos Tesla Model S en dos localizaciones separadas por menos de 50 km de distancia. El primero, en el distrito capitalino de Frogner, además de otro vehículo de idénticas características en Jessheim -en el municipio de Ullensaker-.

En ambos casos, los vehículos se encontraban estacionados en parkings privados y sus legítimos dueños estaban en posesión de las llaves. Estos modelos disponen de tecnología keyless, y por eso las autoridades han puesto en alerta a los propietarios de este tipo de coches, recordándoles la importancia de no dejar sus llaves demasiado cerca de la puerta… por lo que veremos más adelante.

El tipo de crackeo más extendido

Hay que recordar que este es el método más común en todo el mundo para el robo de coches mediante un ciberataque. Así lo confirma la empresa española EUROCYBCAR, en cuyas bases de datos se recopilan cientos de casos reales de vehículos crackeados por todo el mundo desde el año 2012.

El keyless permite, no solamente abrir, sino también arrancar nuestro coche sin que tengas que accionar una física convencional. Mediante una pequeña antena, que capta la señal de radio del vehículo en cuanto se acerca a él, la tarjeta llave hace que nuestro coche se abra para nosotros y podamos ponerlo en marcha.

El problema viene cuando no somos nosotros quienes portamos la llave keyless. O, simplemente, cuando los ladrones se las ingenian para reproducir esa señal, amplificarla y ‘engañar’ al sistema de apertura del coche.

Precisamente, mediante un amplificador de señal, si los crackers pueden detectarla desde fuera de nuestras casas, tan solo necesitan enviarla a un receptor cerca del vehículo. El sistema entiende que la llave está cerca y, entonces, se abre, por lo que los crackers ya pueden arrancarlo y llevárselo. Una solución simple es el uso de fundas inhibidoras para tu llave o tarjeta de tipo keyless, como las que pudimos probar en el siguiente vídeo:

La carrera por la ciberseguridad

Tesla lleva años luchando contra este tipo de ataques y buscando neutralizar cualquier brecha en la ciberseguridad de sus modelos. Desde actualizaciones y parches para el sistema keyless, hasta el llamado ‘PIN to drive’ -solicitud de contraseña para poder conducir-. No todos los usuarios actualizan sus vehículos con las llamadas OTA -actualizaciones ‘Over The Air’-, algo que también es muy importante.

Noruega es uno de los países más avanzados del mundo en el ámbito de la movilidad sostenible, por lo que se ha convertido en importante feudo para Tesla. La compañía de Elon Musk tiene en el país escandinavo uno de los mayores ratios globales de venta de sus modelos por habitante.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.