Ataques

El Tesla que confundió la Luna con un semáforo en ámbar

El sistema Autopilot de Tesla sigue generando errores llamativos. Hace apenas unos días, interpretó que la Luna llena era un semáforo en ámbar, llevando a una peligrosa ralentización continua del vehículo.

En más de una ocasión, los fallos del sistema Autopilot de Tesla han tenido consecuencias trágicas… pero, esta vez, la equivocación resulta hasta poética. Una unidad de la marca ha interpretado la Luna llena como la luz ámbar de un semáforo.

Sustos celestes

El propietario del vehículo, Jordan Nelson, lo grabó justo en el momento en el que cometía el error… y lo publicó en Twitter. De repente, ante la visión de la Luna, el coche se ralentizaba más y más. Como veía la Luna de frente constantemente, la interpretaba como toda una fila de semáforos. “Hey, Elon Musk, tal vez quieras que tu equipo eche un vistazo a cómo la Luna engaña al sistema Autopilot”, escribía Jordan Nelson el pasado 23 de julio; “el vehículo cree que la Luna es un semáforo en ámbar, y quiere seguir bajando la velocidad”. Lo más delicado del caso es que el fallo se produjo en plena autopista.

Para rematarlo, apenas unas horas después, otro usuario de Twitter respondió a Nelson con su filmación del mismo problema… esta vez, con el Sol del amanecer: “me pasó a mí el otro día con el Sol naciente intentando brillar a través del humo de los incendios forestales. Un caso límite ‘molón’, aprenderán”.

El fallo resulta todavía más extraño si tenemos en cuenta que el Autopilot no se basa simplemente en la identificación de los objetos mediante una cámara. El sistema de Tesla también utiliza datos procedentes de mapas, sobre intersecciones y posicionamiento de los semáforos. A pesar de ello, algunos cruces pueden resultar muy complejos de procesar, sobre todo si en ellos confluyen muchas vías y coinciden muchos semáforos juntos. Cuando están más altos de lo habitual, o se sitúan demasiado cerca del lugar en el que el vehículo se detiene, pueden salirse de la detección de la cámara.

Autopilot: úsese con moderación

Por su parte, Tesla ha recordado que la tecnología Autopilot exige que el conductor esté atento en todo momento… y con las manos en el volante, para tomar el control ante cualquier imprevisto. La marca lanzó el control de semáforos y señales de Stop para el Autopilot a principios de 2020. Lo cierto es que el Autopilot de Tesla ha brindado algunos otros casos sorprendentes; por ejemplo, el del vehículo que también aminoró la marcha al situarse detrás de un camión repleto de semáforos. En otra ocasión, el Tesla detectó el letrero de un restaurante Burger King, y no supo diferenciarlo de un Stop auténtico. Burger King aprovechó para regalar una hamburguesa a cualquier conductor de un Tesla que sufriera esa incidencia. “Los coches inteligentes son lo bastante inteligentes para frenar por una Whopper”, dijo la cadena de comida rápida en su campaña.

Este verano, los incendios forestales de EE.UU. han generado un efecto muy particular sobre la Luna y el Sol de primera hora, dándoles una tonalidad más amarillenta. Dicho efecto es tan drástico que no hace falta ser un Tesla para acordarse de los semáforos en ámbar… En realidad, como se puede ver en Twitter, mucha gente comenta esa curiosa semejanza.

Coleccionista de catálogos y revistas de coches desde los cuatro años. Al final, algo retienes sobre cómo escribir de motor. 'Frikazo' de la F1 certificado por un 'insider'. Yo también estuve en Autofácil, Car&Tecno, One Magazine, disfruto con Iberianmph.com… y ahora me tratan como firma invitada de HackerCar. En la actualidad, me vuelco en la investigación y (con mucho esfuerzo y un poco de suerte) docencia universitaria de la comunicación orientada a objetivos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.