Consejos HC

Teletrabajo, streaming… ¿sobrevivirá la red al coronavirus?

El uso de Internet no ha dejado de crecer estos días. ¿Hasta qué punto puede aguantar la red de comunicaciones sin saturarse? ¿Será capaz la infraestructura de absorber toda la demanda?

Saturar Internet: un técnico trastea con los cables de una caja de conexiones en red
Foto: Pexels

Si eres usuario habitual de plataformas de streaming como Netflix, YouTube o Amazon, es posible que te hayas percatado de un detalle: últimamente, la resolución de sus vídeos ha bajado. Se trata de una petición que les había hecho la Unión Europea con un objetivo: evitar que se sature la red de telecomunicaciones.

Todo porque el coronavirus ha disparado el uso de Internet. Como los usuarios españoles no pueden salir de sus casas desde el pasado 14 de marzo salvo causa justificada, todo queda limitado a 4 paredes. Tanto el ocio como el trabajo. Por eso, el consumo de las citadas plataformas y de las videoconferencias ha aumentado. Hasta el porno está repuntando. ¿Sobrevivirá la red a toda esta demanda?

Usamos mucho más Internet que antes

Los datos son claros. Durante el primer fin de semana de confinamiento, las principales operadoras del país publicaron un comunicado conjunto en el que afirmaban que la infraestructura de telecomunicaciones estaba viviendo «una explosión de tráfico» por culpa del coronavirus.

En concreto, sus datos calculaban una subida del uso por encima del 40%. En el caso concreto del consumo del móvil, se detectó un 50% más de llamadas de voz y un 25% más de tráfico de datos. Asimismo, herramientas de mensajería instantánea como WhatsApp habían multiplicado por 5 su utilización.  

Unas cifras que, según explica José Francisco Monserrat, experto en tecnología y catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia -UPV-, en un artículo publicado por la Agencia SINC, nos colocan como los segundos de Europa en estos momentos. Solo por detrás de Alemania. Y eso es algo que el experto critica, porque significa que mucha gente está en casa navegando sin conectarse a la red wifi porque la 4G le ofrece una mejor conectividad.

Y parece que esa tendencia se ha mantenido. Cifras más recientes de Vodafone muestran que el tráfico de datos móviles se ha mantenido estable en un aumento de en torno al 25% todas las semanas con respecto a un día normal.

Fuente: Vodafone

La operadora también explicó a HACKERCAR que «podrán darse problemas puntuales de acceso a la red o episodios de lentitud en la descarga de algún contenido concreto, pero en ningún caso atisbamos la posibilidad de un colapso de la red«.

Según las declaraciones de la compañía, «la red dispone de mecanismos para regular el tráfico, de manera que el acceso se garantiza para servicios esenciales como la voz o el teletrabajo. Y en casos en que la congestión pudiera llegar a ser severa en algún tramo de la red, se regularía momentáneamente la velocidad y/o calidad con la que se sirven los contenidos no esenciales».

Monserrat también se muestra optimista y asegura que «ya estábamos preparados para la llegada de este pico de datos» gracias a que la infraestructura ya estaba siendo acondicionada para incorporar el 5G, una tecnología que va a duplicar el tráfico en Internet.

Aun así, él matiza que los ingenieros de telecomunicaciones tienen ahora mismo una actividad «frenética». «Más de 15.000 personas están trabajando para que las redes de telecomunicaciones mantengan su operación sin incidentes» indica el experto.

Ese optimismo es compartido por Alejandro Aliaga, experto en gestión de ciberseguridad. Él afirma que «por suerte, en España gozamos de muy buenos sistemas de acceso a Internet. Es más, según afirman los operadores el 64% de los españoles actualmente se conectan mediante accesos FTTH -fibra óptica-«. Sin embargo, «eso no quita que, en algunas zonas donde no se dispongan de buenas conexiones o enlaces a la red troncal, en momentos de alta demanda se puedan observar algunos fallos puntuales» añade.

Casanova concluye explicando que, si esta situación persiste, las operadoras «tendrán que volver a evaluar la capacidad de las redes para redimensionarlas». Algo que implica «evaluar en qué zonas debe ser necesario ampliar la red troncal y dotarla de mayor ancho de banda para ajustarse a las nuevas necesidades de uso de sus usuarios».

Un granito de arena para evitar la saturación

Sin embargo, aunque el riesgo sea escaso, es mejor no llevar la infraestructura hasta ese punto límite y descargarla un poco.

Por eso, las operadoras, en el comunicado citado anteriormente, daban una serie de pautas para rebajar el uso diario de Internet de un usuario confinado:

  • Descargar solo los documentos o archivos realmente necesarios y, si pueden esperar, hacerlo en las horas con menos concurrencia de tráfico. O sea, entre las dos y las cuatro de la tarde y entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana.
  • Siempre que sea posible, no mandar ficheros de mucho peso -vídeos, ppts…-. En su lugar, es mejor enviar enlaces o rutas hacia la nube donde estén almacenados. Y, si es imprescindible enviarlos, comprímelos antes o dales un formato que pese menos -de ppt a pdf, por ejemplo-.
  • Utiliza herramientas de colaboración como Teams o Slack y, si puedes, no uses vídeo.
  • Evita los correos electrónicos masivos.
  • Utiliza el teléfono fijo en vez del móvil para realizar llamadas cuando sea posible.
  • Y, sobre todo, optimiza el tráfico para lo que de verdad necesites: email, teletrabajo, conferencias, aplicaciones escolares y de educación, acceso a información… Es mejor dejar las herramientas de ocio -videojuegos, streaming, reproducción de vídeo en directo- para las horas con menos tráfico.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.