Tecnología HC

Tecnología por el mundo: Koenigsegg Regera

¿Tienen sentido los supercoches en la automoción del futuro, tan ecológica y conectada? Para el excéntrico fabricante sueco, desde luego que sí. ¿Qué secretos tecnológicos esconde?

Imagen tres cuartos frontal del Koenigsegg Regera

Como ya te venimos contando, la actual revolución tecnológica que atraviesa el automóvil tiene por objetivo lograr que éste sea más sostenible… y, al mismo tiempo, conectado con su entorno como un dispositivo más del ‘Internet de las Cosas’.

Dicha revolución -como, por otra parte, es lógico- no está gustando a todo el mundo por igual. Y es que, no en vano, los entusiastas asisten tirándose de los pelos a la desaparición progresiva de los automóviles más pasionales… en favor de otros más prácticos. Y no sólo prácticos: también pragmáticos, pues ‘se conforman’ con llevarte a tu destino junto a tu pequeño ‘mundo digital’.

Las lágrimas de los aficionados son, por tanto, comprensibles. Atrás parece quedar el afán por ser los más rápidos. De hecho, esta particular ‘guerra’ ya sólo tiene dos combatientes. El primero de ellos sigue siendo, cómo no, Bugatti… Y, frente a la marea azul, un único hombre se moja los pies plantándole cara: Christian von Koenigsegg.

El piloto al mando

En su búsqueda por hacer realidad ‘el coche total’, el controvertido constructor sueco ha invertido hasta el último segundo de los 25 años de historia que ya cuenta su compañía. Dentro de ese ‘timeline’, el Regera ha supuesto su mayor aproximación a las corrientes ‘eco’ imperantes en la industria. Eso sí, a su manera.

Imagen cenital del Koenigsegg Regera

Ya la planta motriz despierta curiosidad: un bloque V8 biturbo proporciona 1.100 CV de potencia mediante combustión. Pero no está unido a una caja de cambios ‘per se’. En su lugar, un mecanismo de acoplamiento hidráulico actúa como moderador entre el motor y los dos propulsores eléctricos instalados en el eje posterior.

Junto a una tercera unidad eléctrica -integrada en el volante motor-, el Regera pone en tus manos más de 1.500 CV en total. Y con ‘etiqueta 0’, ya que su batería de 4,5 kWh se puede recargar mediante un conector oculto tras la matrícula posterior.

Toda esta curiosa tecnología -denominada ‘Direct Drive’– permite transmitir, sin brusquedad alguna, tan descomunal potencia. Pero, si mantienes apretada la leva derecha tras el volante, podrás disfrutar de su ‘patada’ en todo su esplendor. Como bien afirman desde la marca, tú decides -con tu estado de ánimo- su comportamiento: además del motor, tanto la suspensión como el alerón trasero activo están programados para reaccionar a tu manejo de los mandos.

Detalle interior del Koenigsegg Regera

Acceder al interior del Regera puede resultar chocante la primera vez, pues su carrocería -en fibra de carbono- no alberga ningún pulsador o palanca para abrir las puertas. Para ello, necesitas utilizar los botones de la llave inteligente. Y, una vez lo hagas, encontrarás un habitáculo deportivo… pero que no renuncia a la conectividad: su sistema multimedia -con una generosa pantalla vertical- admite la conexión inalámbrica con tu smartphone a través de Apple CarPlay.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.