Tecnología HC

Tecnología por el mundo: Chevrolet Tahoe

¿Crees que un Audi Q7 o un Mercedes GLS son 'grandes'? Está claro que en Estados Unidos tienen una percepción bien diferente de lo que significa esa palabra. Un ejemplo es la nueva generación de este modelo.

Imagen tres cuartos delantero de un Chevrolet Tahoe de color rojo

Se llama Tahoe y es, desde luego, un vehículo grande; de hecho, es enorme ya que mide 5,35 m de largo. Aún así, no es lo más voluminoso que se suelen comprar los estadounidenses, que prefieren la versatilidad y mayor robustez de las pick up o ‘trucks’, que arrasan al otro lado del océano. Incluso el propio Tahoe dispone de un hermano mayor, denominado Suburban, que se va a unos descomunales 5,73 m de largo.

Pues bien, el mencionado Tahoe acaba de ponerse al día para hacer frente a los Toyota Sequoia, GMC Yukon, Cadillac Escalade, Dodge Durango... Como curiosidad, una de las primeras cosas que la marca transmite en su información a la prensa sobre esta nueva generación de este modelo es que el Tahoe, a lo largo de su historia, ha tenido una vida muy intensa ya que ha sido un automóvil «que ha protagonizado películas de Hollywood… y que ha transportado a héroes militares y líderes mundiales».

Pero, tecnológicamente… ¿qué aporta la nueva generación? Por ejemplo, presumen de que cuentan con la suspensión más avanzada del segmento. Eso es así porque dispone de amortiguación regulable en dureza, así como un sistema neumático que permite variar la altura del coche respecto al suelo -en cualquiera de sus cuatro esquinas- en 10,2 cm.

Imagen del salpicadero de un Chevrolet Tahoe modelo 2021

En el interior, todo el habitáculo se ha renovado en diseño… y en tecnología. Así, en el centro del salpicadero ahora dispone de una pantalla táctil de 10″, lo que equivale a 25,4 cm en diagonal. Este display es la parte más visual del sistema de infoentretenimiento desde el que no sólo controlar la navegación, la telefonía, los protocolos Android Auto y Apple Car Play o el equipo de audio: también sirve para manejar el punto de acceso WiFi con datos 4G -el coche viene, de serie, con 3 Gb de datos o un mes de prueba, lo que antes se agote- o para recibir actualizaciones remotas que pongan al día toda la parte del software del coche.

También puede incluir sendas pantallas de 12,6″ para un sistema de entretenimiento en las plazas traseras… aunque lo que no está disponible es una instrumentación completamente digital. A cambio, dispone de un generoso HUD de 15″ que proyecta información en la zona del parabrisas, frente al campo de visión del conductor.

Asistentes por consejo de la Universidad

En palabras de Chevrolet, según un reciente estudio de la Universidad de Michigan, ha quedado demostrado que los asistentes a la conducción que empiezan a incluir cada vez más coches en la actualidad pueden «reducir de manera dramática» los accidentes y poniendo como ejemplo la disminución en un 21% en accidentes en los coches que llevan el sistema de alerta de colisión frontal. Pues bien, este es uno de los 30 dispositivo de tipo ADAS que puede incluir el Tahoe.

Imagen tres cuartos trasero de un Chevrolet Tahoe de color rojo

Por ejemplo, este modelo -según acabados- puede incluir el frenado automático de emergencia que es un sistema que, en caso, detectar un posible riesgo de colisión -contra otro vehículo o contra peatones en circulación urbana- es capaz de detener el vehículo de manera autónoma para evitar el posible accidente o, al menos, reducir sus consecuencias.

Tampoco le faltan asistentes bien conocidos en Europa, como el que avisa de la presencia de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, el control de mantenimiento dentro del carril -con advertencia si, a pesar de todo, detecta que te sales del mismo-, el control de aparcamiento con cámaras delantera y trasera…

Para concluir, decir que este coche está disponible con tres motores; dos de ellos son dos potentes gasolina V8 de 5.3 y 6.2 litros de cubicaje que desarrollan 355 y 420 CV, respectivamente. También hay una alternativa diésel, un 3.0 V6 de 277 CV; en todos los casos, la caja de cambio es automática de diez velocidades.

Lo mejor de todo es que esta clase de vehículo sale en Estados Unidos por unos precios que arrancan en apenas 45.000 euros… es decir, casi la mitad que un equivalente premium europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.