Featured Movilidad

¿Te toca pasar la ITV? ¡Mucho ojo a todo esto!

El comienzo del mes ha traído consigo un nuevo quebradero de cabeza para millones de conductores: la ITV se ha vuelto mucho más 'dura'.

Es el momento más temido por quien tiene su vehículo como objeto de afición… o como herramienta de trabajo. Cada año, una misma pulsión de incertidumbre aqueja a unos y a otros por igual, descontando los días antes de recibir la llamada de la Inspección Técnica de Vehículos.

Salvar este trámite no está en manos de lo inefable -aunque lo creamos-. De una forma similar al deporte de élite -salvando las distancias, claro-, aprobar la ITV es una cuestión de preparar adecuadamente tu vehículo para superarla con garantías. Por ejemplo, manteniendo una vigilancia frecuente de sus elementos básicos -ruedas, dirección, frenos, luces- y solucionando, cuanto antes, cualquier avería que pueda surgir. Seguro que tu vehículo lo agradecerá, máxime si ya cuenta con varias ‘guerras pasadas’ a sus espaldas.

Y, además de agradecerlo, puede que lo necesite, pues la política de la Dirección General de Tráfico y el Ministerio de Industria es la de endurecer las condiciones de la inspección, ajustándolas a los estándares de la Unión Europea. Con efecto desde el primero de este mes, acaba de entrar en vigor una nueva revisión del Manual de Procedimiento utilizado por las estaciones de ITV. Y te vamos a contar los cambios más relevantes que introduce, así como sus posibles consecuencias.

Fallos electrónicos = fallos graves

De entrada, ciertos defectos que -hasta ahora- eran considerados como ‘leves’ pasarán a tomarse como ‘graves’, causando el veredicto desfavorable en la inspección. El más importante se refiere al sistema antibloqueo de frenos –ABS-. Si algún componente de este sistema presenta defectos en tu vehículo, deberás encontrar la forma de repararlo antes de seguir circulando.

Imagen de una Comprobación ITV

Otro defecto que podría llevarte a la ‘reválida’ son los retrovisores. Por lo general, cuando se desprenden tras un impacto, muchos propietarios ‘apañan’ sus sujeciones con soluciones más o menos desventuradas. A partir de ahora, si el inspector considera que no están adecuadamente unidos a la carrocería, será considerado de gravedad.

Asimismo, con motivo del ‘Brexit’, si deseas matricular aquí un vehículo procedente del Reino Unido, éste se considerará como procedente de un ‘tercer país’ fuera de la UE. Por tanto, tendrás que cerciorarte de que cumple todos los requisitos para tramitar su importación y homologación.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.