Novedades

T.50: el súpercoche que lucha contra la tecnología

Ferrari, Bugatti, Porsche o McLaren: todos presumen de sus espectaculares deportivos. Sin embargo, ninguno se va a parecer al T.50, desarrollado por quien hace 25 años ya lanzó el coche más rápido del mundo.

Imagen del boceto del Murray T.50

Escuchar el nombre de Gordon Murray es asociarlo al McLaren F1, posiblemente el mejor deportivo que ha existido en la historia. Ahora, la intención de su creador es que aquel modelo tenga un sustituto digno… y ya comienzan a conocerse algunos detalles de cómo será ese sucesor, conocido como T.50 -el número tiene que ver con los años que lleva Murray dedicado al diseño e ingeniera en el mundo del automóvil-.

Desde luego, si cuando a principios de 2022 -cuando se inicien las entregas de las escasas 100 unidades que se van a producir artesanalmente, por cerca de tres millones de euros cada una-, se cumplen las características anunciadas, puede que estemos ante el mejor deportivo de todos los tiempo. No el más veloz, quizá no el más cómodo o el más ‘inteligente’, pero sí es el más eficaz. Lo que en la marca definen como “el superdeportivo más puro, ligero y centrado en el conductor que se haya construido”.  

Lo primero que llama la atención del modelo es… su exterior. Y no porque ya se haya mostrado su aspecto -tan sólo se ha hecho público un boceto-, sino por lo que reflejan las cifras. Por ejemplo, su longitud es de apenas 4,38 m de largo, tan sólo un poco más que la mayoría de los compactos del mercado tipo Renault Mégane -y menos que un Porsche 911, como asegura la marca en el comunicado-, mientras que la anchura también es muy razonable, con 1,85 m.

Pero lo más llamativo es el generoso ventilador de 400 mm ubicado en la parte posterior del coche; dicho ventilador se emplea para controlar de manera activa el aire que pasa por debajo del vehículo… y una solución que Murray ya emplease en el Brabham BT46B de Fórmula 1. ¿Lo bueno? Se mejora el agarre del coche al suelo cuando se rueda a alta velocidad… y, además, se puede ‘despejar’ de alerones y otros elementos aerodinámicos la carrocería del coche, para que ofrezca un diseño ‘limpio’ y poco recargado.

Imagen de Gordon Murray en sus instalaciones

El motor será uno de los más avanzados que jamás se hayan fabricado; y no porque cuente con el apoyo de propulsores eléctricos -al estilo del Ferrari SF90- o por desarrollar una potencia descomunal con la ayuda de varios turbos -como los 1.500 CV del Bugatti Chiron y su mecánica tetraturbo-. Se trata de un 3.9 V8 de 12 cilindros completamente nuevo y desarrollado por el especialista Cosworth.

Como si un Twingo tuviese 650 CV

Es capaz de funcionar a… ¡¡12.100 rpm!! Mientras que la potencia máxima es de 650 CV. Este último dato puede no resultar apabullante -un BMW M5 Edition 35 ya tiene 625 CV-, pero es que se combina con otro dato sorprendente: estaríamos ante el superdeportivo más ligero de todos los tiempos, con tan sólo 980 kg -gracias al empleo masivo de fibra de carbono y a la obsesión de su creador por ahorrar “gramos inútiles”.

Es decir, como el más ligero de las versiones del nuevo Opel Corsa. También es el más auténtico, como lo demuestra su condición de coche de propulsión trasera con cambio manual de seis velocidades; el motor, ubicado en posición central, busca lograr el reparto de pesos más equilibrado.

En cuanto al interior, se mantiene la original fórmula del McLaren F1: en el habitáculo hay tres asientos, de los cuales el del conductor va en el centro y algo más adelantado que el de cada uno de los pasajeros que viajan a ambos lados; aseguran que el coche dispone de buen espacio para sus tres ocupantes y también para sus equipajes. El conductor podrá elegir entre diferentes configuraciones para el funcionamiento del motor, para “adaptarse a cada situación”, como destaca Murray.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.