Tecnología HC

Suzuki Jimny: ¿La primera víctima de una larga lista?

Las nuevas normativas sobre emisiones ya se dejan notar. Y las actuales gamas de modelos están 'pagando el pato'. ¿Cuántos coches podrían desaparecer de los concesionarios en los próximos tiempos?

Imagen de varios Suzuki Jimny

Era algo que «se veía venir». Desde que las autoridades europeas obligaron a los fabricantes de automóviles a limitar las emisiones de CO2 en sus gamas, estaba claro que cada marca iba a verse obligada a realizar severos reajustes.

El nuevo límite de 95 gramos por kilómetro -creado para acelerar la implementación de los coches eléctricos-, aunque no entrará en vigor hasta el 2021, trae de cabeza a los constructores. No en vano, dentro de sólo un año se verán obligados a pagar cuantiosas multas por cada gramo de más que contamine alguno de sus modelos. Y muchos de aquéllos, a pesar de que quedan menos de 365 días para que se active este escenario… aún van con el paso cambiado.

Tal circunstancia es lo que ha motivado muchas de las noticias que hemos podido conocer en los últimos meses: desde el ‘sonado’ abandono de las carreras a combustión -por parte de VW-, hasta la ‘conversión exprés’ de una marca como Mercedes -antaño famosa por sus grandes motores en ‘V’– en abanderados de la electricidad.

Y, por supuesto, no podemos olvidar la gran avalancha de novedades híbridas, híbridas enchufables y microhíbridas que han surgido en los catálogos de la mayoría de marcas. Sin embargo, estos sistemas no siempre encuentran cabida bajo todos los capós. Y si no, que se lo pregunten al Suzuki Jimny

El talento… bajo sospecha

El pequeño todo terreno de la marca japonesa -que tan buenas ventas cosecha en el resto del mundo- ha encontrado su Talón de Aquiles en el Viejo Continente. Su planta motriz -un bloque 1.5 gasolina de 100 CV- emite a la atmósfera unos 154 g/km, cantidad que automáticamente le coloca ‘en la picota’ dentro de nuestro mercado común.

Motor del Suzuki Jimny

Con el fin de ‘limitar daños futuros’, la marca ha reducido considerablemente las exportaciones a Europa del modelo en 2019. La peor parte de esta decisión se la llevan los concesionarios de Suzuki, los cuales se han visto obligados a dilatar -cada vez más- los plazos de entrega de las unidades encargadas por los clientes. Este mes de enero, se alcanzó un punto límite: muchos de ellos retrasaban ‘sine die’ la espera.

Suzuki Ibérica ha salido al paso del consiguiente revuelo mediante un comunicado. En el mismo, la filial hispana comienza recordando que ya habían advertido del problema desde su lanzamiento -a finales de 2018-. También aprovecha para tranquilizar a los compradores, asegurando que los pedidos en trámite -pues no se aceptarán más hasta nuevo aviso- terminarán por entregarse… pero sin fijar fechas concretas.

Por último, el comunicado menciona la experiencia de la marca en los sistemas microhíbridos de 12 voltios como, por ejemplo, el que equipa los urbanos Ignis y Swift. Esto último podría ser un pequeño rayo de esperanza para el Jimny, pues bastaría con una ligera adaptación para poder cumplir con el estricto requerimiento… y reactivar así sus ventas. No obstante, sólo queda esperar acontecimientos, pues al cierre de esta información aún se desconoce la solución técnica que aplicará Suzuki.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.