Empresas

Las superbaterías ‘made in Euskadi’ que revolucionarán los coches eléctricos

El proyecto LIBERTY, liderado por el centro tecnológico vasco IKERLAN, ha desarrollado unas baterías con una autonomía de hasta 500 km y un tiempo de recarga de unos 18 minutos. Mercedes, como partner, ya las ha probado en su modelo EQC.

Mercedes EQC cargándose
Fuente: Daimler

Ir en coche desde Donostia a Barcelona sin necesidad de recargar, y hacerlo de manera completa en tan solo 18 minutos. Hace años parecía ciencia ficción, pero hoy ya es posible gracias a la iniciativa europea LIBERTY.

El proyecto reúne a diversas entidades de hasta siete países de la UE -Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Países Bajos y Rumanía-, y está liderado por IKERLAN, centro vasco especializado en I+D+i y miembro del BRTA -Basque Research and Technology Alliance-.

El desarrollo de estas ‘superbaterías’ ha contado con una financiación de 11 millones de euros, gracias al Programa Horizon 2020 de la Comisión Europea, que subvenciona planes de investigación e innovación de diversas áreas estratégicas, entre ellas -como en este caso-, el futuro de la movilidad sostenible.

Mercedes-Benz, uno de los partners de este proyecto, ha sido la primera marca en probar las nuevas baterías -todavía en fase de desarrollo-, en su modelo eléctrico EQC. La demostración se ha llevado a cabo en el País Vasco, para el programa de ciencia Teknopolis, de la ETB. Puedes ver el reportaje, a la carta, dentro de su web.

25% más de autonomía y reducción del tiempo de carga a la mitad

Las flamantes baterías desarrolladas por LIBERTY cuentan con un diseño innovador, mucho más eficiente y liviano que las conocidas hasta el momento, optimizando la implementación de las celdas que las componen. La clave es que maximizan la densidad de la energía en menor volumen -lo cual consigue que, para empezar, pesen un 20% menos-.

Esto le otorga al vehículo, con un paquete de baterías completamente cargado, una autonomía de hasta 500 km, lo que supone un aumento, aproximadamente, de un 25% con respecto a la que ofrece, a día de hoy, el Mercedes EQC -en torno a los 400 km-.

Infografía de las baterías desarrolladas por el proyecto LIBERTY, para un Mercedes EQC
Fuente: Liberty Project

Pero la cosa no acaba aquí. El tiempo de carga también se reduce de una manera considerable: en concreto, se necesita la mitad del tiempo que suele requerir una carga completa de una batería de capacidad similar.

Todo gracias a doblar el voltaje -de 400 a 800V-, lo que permite que la batería sea compatible con cargas ultrarrápidas de hasta 350 kW. Buenas noticias para el EQC que como ya os contamos aquí, ha experimentado algunos problemas con el tiempo de recarga, y que con esta batería podría ver subsanado el problema con creces.

Adiós a la ‘cruz’ del cambio de batería

Sin embargo, quizás el avance más importante de estas ‘superbaterías’ sea el aumento de su vida útil, llegando a equipararse a la de los motores de combustión actuales -aproximadamente, unos 20 años o 300.000 km-.

Hoy en día, la durabilidad de una batería eléctrica es sustancialmente inferior -suelen tener garantías de 10 años y, como mucho, 150.000 km-. Esto puede suponer un desembolso extra de hasta el 50% del coste del vehículo, ya que hablamos del elemento más costoso de este tipo de modelos.

No solo su ‘primera’ vida será más duradera, sino que tendrán una segunda. La razón es que se podrán reutilizar para dar soporte al sector de las energías renovables: parques fotovoltaicos, almacenar energía generada en los paneles solares de un inmueble urbano…

En definitiva, sin duda un proyecto pionero y del que estar orgullosos, que demuestra, una vez más, que la I+D+i de nuestro país está a la cabeza de Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.