Movilidad

Suez y otros 5 ‘tapones’ de tráfico sorprendentes

El reciente bloqueo del estratégico canal de Suez demostró que también los barcos pueden sufrir atascos. Sin embargo, estos sucesos son más comunes en las carreteras, donde ha habido algunas congestiones con importantes consecuencias.

Gran congestión de tráfico

Recientemente conocimos un nuevo revés al sector del transporte mundial. El inmenso carguero panameño Ever Given se dio de bruces con una tormenta de arena en el Canal de Suez y perdió el control, encallando de tal forma que no dejaba pasar a ninguna otra embarcación.

Dicho buque posee tal tamaño que llevó a varios equipos a trabajar durante días para destaponarlo. El bloqueo total de la principal arteria que conecta Asia y Oceanía con Europa paralizó el transporte de mercancías mundial.

Este caso acaparó todas las portadas debido a las dimensiones de este bloqueo y porque no es habitual que se produzcan atascos en el mar. Más comunes son las congestiones de tráfico terrestres. Algunas de ellas alcanzan tales dimensiones que convierten en un suplicio el desplazarse por las carreteras. En España se han dado pocos casos que hayan tenido enorme magnitud y trascendencia, pero algunas retenciones de tráfico en el extranjero llegaron a prolongarse hasta dos semanas. Estas son las cinco más destacadas de toda la historia.

El riesgo de la operación “vuelta al trabajo”

El primer caso se sitúa en Francia. La importante carretera que enlaza París con Lyon experimentó una grave saturación en 1980, con un atasco de 160 kilómetros de longitud. Cualquiera pensaría en un grave y múltiple accidente, o en un colapso de algún punto de la vía, como causantes que pudiesen desencadenar tal bloqueo, pero la realidad fue otra.

La causa fue bastante simple: ¡todo fue culpa de un retorno masivo de personas tras sus vacaciones!

La reunificación de Alemania

Una década después del atasco francés se produjo un hecho histórico y con él vino otro enorme atasco. Con la caída del Muro de Berlín a finales de 1989, el año posterior volvieron las relaciones fluidas entre todas las zonas de la capital de la recién reunificada Alemania. Y muchos vieron en el primer fin de semana de Pascua una oportunidad para visitar zonas antes inaccesibles.

¿El resultado? 18 millones de desplazamientos diarios por la ciudad, y con controles todavía existentes en la antigua frontera entre ambas Alemanias, con el añadido de atascos de ¡más de 50 kilómetros!

Estados Unidos siempre sufre grandes atascos

En Estados Unidos se han dado varios casos. El primero fue tras el festival de música de Woodstock de 1969, con medio millón de personas congregadas en una localidad del norte del Estado de Nueva York llamada Bethel. La carretera implicada tuvo que soportar un tráfico inaudito, y con ello apareció una retención del tráfico que duró una semana. Como detalle curioso, la desesperación de muchos de los conductores atrapados les llevó a abandonar su coche y realizar el viaje a pie, lo que no suponía precisamente un esfuerzo pequeño.

En el mismo país, pero esta vez en el Estado de Texas, se produjo una evacuación masiva en el año 2005 ante la inminente llegada del Huracán Rita. Alrededor de dos millones de personas fueron desplazadas, y en su intento de escapar del lugar, se produjo una retención que duró 48 horas y alcanzó 150 kilómetros de longitud. Ciertamente, otra pesadilla para cualquiera que tuviese la mala suerte de encontrarse en aquel lugar y en aquel momento.

Un auténtico infierno en la otra punta del planeta

El último caso que hoy recordamos es el más reciente de los cinco. Acontecido en 2010 en la extensa autopista G110 -que comunica el Tíbet con la capital de China, Pekín-, el Gigante Asiático sufrió un atasco que duró nada más y nada menos que 15 días, el más largo y tedioso de su historia y también considerado el más duradero en la historia de la Humanidad. Entrando algo más en detalle, un retorno de vacaciones masivo -como el sucedido 30 años antes en Francia- se combinó con obras en cierto tramo de aquella autopista.

Últimos años y previsiones a corto plazo

No son los únicos, e incluso algunos de repercusión similar se produjeron más adelante que este último mencionado, pero no cabe duda de que todos son curiosos e incluso invitan al lector a, antes de conocer el motivo, intentar adivinar si las causas fueron triviales o no. Hoy se tiene en consideración este problema, muy susceptible de acontecer cada año ante grande eventos, y ya se busca que la Inteligencia Artificial -IA- ayude a combatir los atascos.

Iago Eguileta
Periodista al que le gusta ampliar su rango de visión hacia diversos ámbitos. Me interesan mucho los temas que tengan que ver con las relaciones de poder y la economía, y considero que la ciberseguridad tiene un gran peso en ambos, por lo que intento aprender un poco cada día para perfeccionar mis métodos y poder ayudar todo lo posible a aquellos con sed de conocimientos en el mundo digital y del motor.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.