Tecnología HC

StoreDot, o cómo cargar tu coche eléctrico en cinco minutos

La compañía israelí StoreDot ha conseguido cargar un drone y una scooter en solo cinco minutos. Su próximo objetivo es conseguir lo mismo con un coche eléctrico.

Batería Storedot

Una startup israelí que afirma haber inventado una batería de carga ultrarrápida con la que revolucionar el uso de los vehículos eléctricos. La empresa, llamada StoreDot, realizó en julio una demostración pública con la batería de un drone. Dicha batería se encontraba al 15% y se cargó por completo en solo cinco minutos.

El puesto de carga utilizado en este ejemplo se ha desarrollado en colaboración con otra compañía especializada, Airscort. El drone ni siquiera necesita ayuda humana para “enchufarse”, ya que se introduce en el puerto de carga de forma autónoma. Sin embargo, StoreDot ofrecerá diferentes soluciones a las compañías interesadas, con distintos métodos en función de a qué se dedique la empresa compradora. Algunos de los puestos de carga estarían conectados a la red eléctrica; en cambio, otros funcionarían mediante baterías que se acoplarían al UAV (vehículo aéreo no tripulado). El supercargador siempre está adecuadamente ventilado a través de rejillas, y está pensado para resistir todo tipo de temperaturas.

El año pasado, StoreDot ya había demostrado exactamente lo mismo con un patinete eléctrico. Una carga de cinco minutos bastó para devolver sus baterías al 100%. Ahora, StoreDot quiere tardar el mismo tiempo en cargar el paquete de baterías de un coche; y sólo 30 segundos en cargar un smartphone.

“Hay muchas compañías que dicen ofrecer una carga rápida”, comenta Doron Myersdorf, el CEO de StoreDot; pero, en el caso de los drones, “normalmente se refieren a una carga de media hora”. Es más, Myersdorf estima que, si se reduce drásticamente el número de ciclos (pasando de 150 a solo 30, aproximadamente), todas estas baterías se podrían cargar en un minuto.

¿Qué tienen de especial estas baterías?

“Nuestra visión son cinco minutos de carga para cualquier vehículo eléctrico”, continúa Myersdorf; “hemos demostrado esto con vehículos de dos y de cuatro ruedas”. De hecho, el próximo objetivo de StoreDot es la carga de un automóvil eléctrico convencional de pasajeros, en solo cinco minutos. Pero, ¿cómo lo consiguen? La clave está en los materiales de la batería de 64 celdas. Dentro de ella hay nanopartículas de metales que contribuyen a extender la vida de la batería a la vez que optimizan su energía. Estos metaloides presentan una alta difusión molecular y baja resistencia química; precisamente lo opuesto al grafito que suelen tener las baterías, el cual presenta una alta resistencia e incluso algunos problemas de seguridad. Asimismo, una serie de polímeros protectores refuerzan la resistencia mecánica.

Las baterías de StoreDot todavía no tienen precio, pero Myersdorf calcula que serán entre el doble y el triple de caras que las actuales. Eso no le impide soñar con aplicaciones en los servicios de paquetería, la vigilancia, la agricultura, el mapeo de terrenos e incluso en el campo militar. Entre los socios de StoreDot en el proyecto, destacan Daimler y la petrolera BP.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.