Movilidad

¿Son suficientemente accesibles los puntos de carga?

Los coches eléctricos facilitan mucho la conducción para las personas discapacitadas. ¿Pero qué ocurre cuando necesitan parar a recargar?

Imagen de un conductor discapacitado recargando un coche eléctrico

Existe entre los periodistas del sector un consenso generalizado sobre los coches eléctricos: aparte de su inevitable imposición -por los motivos que ya conocemos-, son vehículos extremadamente sencillos de conducir.

Y es que, no en vano, carecen de muchas incomodidades presentes en los de combustión. La primera, sin ir más lejos, la ‘caja de cambios’. Al no necesitar intermediación entre el propio motor y las ruedas, tan sólo es necesario un selector que marque el sentido del desplazamiento. De ahí que todos los automóviles de este tipo sean ‘automáticos’… y, por tanto, una elección preferente para usuarios discapacitados.

De hecho, este colectivo también representa -en cierto modo- al ‘conductor-tipo’ de eléctricos, pues suelen limitar sus desplazamientos al entorno urbano. Sin embargo, cuando surge la necesidad de encontrar un punto de carga, sus problemas no han hecho más que empezar.

‘Corriente’ accesible

En el Reino Unido, Zap-Map es una popular plataforma que ofrece un mapa -en tiempo real- del estado de todos los cargadores del país. Recientemente, la compañía llevó a cabo -por cuarto año consecutivo- un sondeo general de la experiencia de sus usuarios con estas infraestructuras.

Sin embargo, en esta ocasión -y gracias a un acuerdo con Motability-, parte de los 2.200 conductores encuestados pudieron explicar los problemas que experimentan -como discapacitados- en esta tarea tan cotidiana.

Así, un tercio de ellos manifestó dificultades para encontrar cargadores adaptados a sus necesidades. Por ejemplo, uno de cada siete encontró problemático el elevado peso de los cables de carga. Otros retos destacados por los encuestados fueron la gran fuerza necesaria para extraer y encajar los conectores, o la falta de bordillos rebajados -y de acondicionamientos en general- en muchos estacionamientos.

En palabras del doctor Ben Lane, CTO de Zap-Map: “El Reino Unido contempla el inicio de una revolución vehicular con millones de coches ‘cero emisiones’ que surgirán en nuestras carreteras próximamente. La nueva infraestructura de carga que servirá a esos vehículos se está construyendo ahora, y no podemos permitirnos dejar a nadie atrás. Empresas y operadoras de recarga necesitan esforzarse más en mejorar el diseño y la accesibilidad de los puntos de carga, cosa que beneficiará a todos”.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.