Expertos HC

¿Son los coches autónomos una amenaza o un beneficio?

Los vehículos sin conductor generan, al mismo tiempo, muchas esperanzas... y muchas dudas. ¿Cuáles son la principales incógnitas que deben resolver? ¿Conseguirán las ventajas sobreponerse a las desventajas?

Coche autónomo aérea

Los coches autónomos son la nueva sensación tanto en el sector tecnológico como en el del transporte. Aunque todavía no están con nosotros, el debate sobre si mejorarán o amenazarán el futuro ya está en marcha. Algunas partes interesadas en la industria de la tecnología se muestran optimistas en que esta nueva tecnología supondrá una mejora importante para la industria del transporte actual. Las partes interesadas del sector del transporte, por otro lado, ven a los automóviles sin conductor como una interferencia innecesaria que amenazará la economía y dejará a muchos desempleados.

Entonces, surge una pregunta: ¿en qué áreas influirán los vehículos autónomos?

1. Seguridad

Las estadísticas muestran que más de un millón de vidas en todo el mundo se pierden por accidentes de tráfico al año. En los EE. UU. se destinan 156 mil millones de euros cada año a pagar daños, tanto personales como materiales, derivados de los accidentes de tráfico. Otras estadísticas muestran que cerca del 90% de estos accidentes tienen una conexión directa o indirecta con la conducción irresponsable. En otras palabras, se se quita a los conductores humanos de las carreteras y se sustituyen por automóviles sin conductor, la siniestralidad en las carreteras podría reducirse hasta en un 90%.

Por otro lado, los coches autónomos son básicamente ordenadores, lo que los convierte en objetivos del ciberdelito, algo que ya es la norma en estos días. Según Will Godfrey, jefe de análisis de tendencias de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU., las soluciones de seguridad que probablemente traigan los coches sin conductor podrían verse comprometidas por esta amenaza. Los delincuentes pueden, por ejemplo, acceder al sistema de frenado de un vehículo desde una ubicación remota, arriesgando la vida de sus ocupantes.

Que falle el software es otro problema de seguridad que tienen las personas con respecto a los automóviles sin conductor. Estos vehículos utilizarán sensores para leer las señales de tráfico, comunicarse con los técnicos de sus respectivas oficinas centrales e incluso comunicarse entre sí en la carretera. Entonces, ¿qué sucede cuando los sensores se averían o se enfrentan a condiciones climáticas adversas? También en este caso las vidas podrían estar en juego.

2. Efecto en la economía

Con la adopción total de los coches sin conductor, no hay duda de que se perderán muchos trabajos en el proceso: repartidores, taxistas y básicamente todos los que dependen de los trabajos de conducción para ganarse la vida. Esto podría precipitar potencialmente una grave crisis de desempleo.

Por otro lado, los coches autónomos aportan muchos beneficios a la economía global. En primer lugar, estos coches tienen el potencial de eliminar los atascos de tráfico en las principales ciudades, ahorrando así tiempo a la población activa. Según la agencia de marketing digital Outsource2EU, “la gente hará más cosas en un día que nunca. Y en segundo lugar, los desarrolladores de software y los expertos en TI están buscando oportunidades laborales ilimitadas en el futuro porque se les confiará el funcionamiento de la industria del transporte”.

3. Salud

La industria del transporte, tal como está constituida actualmente, es un peligro para la salud en sí misma. Las emisiones globales de carbono son peligrosamente altas en la actualidad, y las estadísticas muestran que estas emisiones han aumentado en aproximadamente un 50% en los últimos 30 años. La importancia para el medio ambiente y la salud de esto nunca puede subestimarse. La reducción del tráfico, por otro lado, conducirá a una reducción de los casos de presión arterial alta, reducción de la pérdida de audición por ruido, ansiedad y depresión, así como a una mayor capacidad cardiovascular.

4. Precio

El coste de comprar y mantener un automóvil hoy en día es solo una pequeña fracción de lo que supondrán los automóviles sin conductor. El precio de comprar el software, instalar sensores y actualizarlos de vez en cuando podría ser demasiado elevado.

El potencial total de los vehículos autónomos aún no se ha probado, por lo que es posible que no podamos decir con autoridad cómo amenazará o beneficiará a nuestra sociedad futura. Sin embargo, está claro que esta nueva tecnología precipitará muchos beneficios para la economía mundial y el sector de la salud. Mientras tanto, los fabricantes de automóviles sin conductor pueden seguir resolviendo las preocupaciones anteriores para frenar el escepticismo del público.

*Artículo escrito por Rilind Elezaj y publicado originalmente en Machine Design.

Avatar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.