Tecnología HC

¿Son ciberseguros los primeros Mercedes a la venta que, de verdad, pueden conducir solos?

Hace apenas una semana que se pueden solicitar los Mercedes Clase S y EQS con una de las opciones más sofisticadas de la historia: el Drive Pilot con conducción autónoma. ¿Cuánto cuesta? ¿Será ciberseguro?

Imagen Mercedes CLase S nivel 3

«Mi próximo coche espero que ya me pueda llevar a casa por si solo». Disponer de vehículos completamente autónomos es un deseo para cada vez más conductores… y también para personas que no tienen un vehículo por el simple hecho de que no cuentan con carnet de conducir. Pues bien, para todos ellos puede que el día en el que su deseo se cumpla, esté un poquito más cerca.

O, al menos, ya lo está en Alemania, donde Mercedes ha anunciado que sus dos buques insignia, tanto el térmico Clase S como el eléctrico EQS ya pueden solicitarse con una sofisticada opción y por un precio de 5.000 euros para el primero de esos modelos y 7.430 euros en el segundo -que necesita equipar un pack adicional-.

De lo que estamos hablando es de dos coches que pueden conducir por si mismos, sin la intervención y atención del conductor… pero, ojo: sólo en determinadas circunstancias y lugares. Hablamos, por lo tanto, de un nivel 3 de conducción autónoma -SAE-. ¿Esto que quiere decir y cuáles son los condicionantes para dejar que el Mercedes ‘eche a rodar’ por sí solo?

Pues, en primer lugar, puede hacerlo en ciertos tramos de autopistas alemanas y a velocidades de 60 km/h; un valor muy bajo, porque esta tecnología está pensada para aportar valor en caso de congestión o circulación muy lenta. Puede que no parezca un gran avance, pero para aquellas personas que se ven envueltas habitualmente un tráfico muy pesado que les roba un tiempo considerable, el hecho de poder ‘delegar’ la conducción en su vehículo y poder dedicarse a otras cosas, puede suponer una enorme ventaja.

¿Cómo hace su trabajo esta tecnología? Como en el caso de los controles de velocidad activos y los de seguimiento de carril, el Clase S o EQS equipados con el Drive Pilot controla la velocidad y la distancia que le separa del vehículo que le precede, y guía de manera precisa al vehículo dentro del carril por el que vaya.

Para hacer su trabajo, tiene la información de cámaras, radares, sensores, señales, tiene en cuenta el perfil de la carretera e, incluso, se fija en todo lo que hacen los vehículos que hay a su alrededor. Algo necesario si tenemos en cuenta que el sistema debe ser capaz de reaccionar antes situaciones inesperadas, ya sea reaccionando una maniobra evasiva o aplicando los frenos.

Como dice la marca, el sistema se basa en dispositivos que el Clase S o el EQS ya podían llevar en forma de paquete de ayudas a la conducción, pero suma unos sensores adicionales que en Mercedes consideran ‘indispensables’ para que el sistema funcione de manera segura. Por ejemplo, destaca sobre todo el radar, el Lidar, las cámaras o los sensores de ultrasonidos y de humedad, que son los que recaban una valiosa información.

Con todo, Mercedes se estaría convirtiendo en la primera marca que realmente lleva a la producción en serie un sistema de conducción autónoma ‘con certificación internacional válida’. Sin embargo, de momento solo se ofrece en Alemania y esperar que antes de finales de año también sea posible homologarlo en Estados Unidos, concretamente en California y Nevada.

Para que no existan problemas durante el uso del sistema, es fundamental que el coche cuente con un posicionamiento lo más preciso posible, es decir, mucho más que el que puede proporcionan el sistema GPS que tan habitualmente utilizamos para llegar a un destino guiados por el sistema de navegación -de hecho, el sistema de Mercedes tiene una precisión de centímetros, en lugar en metros como los navegadores-.

Para lograrlo, aparte de los datos -anónimos- que recoge el propio vehículo al rodar, también hay un mapa digital en HD con el que el coche consigue ‘ver’ como un mapa tridimensional de la carretera y del entorno, que incluye información sobre la geometría de la carretera, las características que tiene la ruta -incluyendo cruces, por ejemplo-, las señales de tráfico, posibles incidencias durante la marcha -accidentes, obras…-.

Dicen que es muy seguro… ¿Y ciberserguro?

Aparte de que el sistema funcione bien, también es básico que nunca sufra algún tipo de fallo. De esta forma, al igual que en la aviónica, lo que hace Mercedes es que disponga de una arquitectura redundante o por duplicado para elementos implicados de forma activa en la conducción autónoma, como puede ser el sistema que actúa sobre los frenos, la dirección, la fuente de alimentación y parte de esos elementos que reconocen todo lo que rodea al vehículo, como puede ser el caso de los sensores de conocimiento del entorno y cálculo de la dinámica de conducción.

Asimismo, la batería, el motor de la dirección, los sensores de velocidad de las ruedas y los distintos algoritmos utilizados por el sistema para calcular los datos también cuentan con un diseño redundante. 

Y si, con todo esto, surge igualmente la avería, el coche vuelve a ser perfectamente conducible por la persona que viaje a los mandos… pero es que, incluso en caso de que no respondiera, a los diez segundos de enviarle el aviso, el coche iniciaría una parada de emergencia de forma segura tanto para el propio Mercedes como para el resto de vehículos.

Imagen Mercedes CLase S nivel 3

En la marca alemana también comentan que para el desarrollo de la tecnología que han comenzado a aplicar, han intervenido no solo ingenieros, también abogados, responsables de protección de datos e, incluso, expertos en ética. Y es que hay que recordar que además de la toda la parte física en forma de hardware que incluyen modelos como el Clase S, también hace falta una Inteligencia Artificial que sepa cómo tomar siempre la decisión correcta. En este caso, Mercedes asegura que su IA ha llevado a cabo un aprendizaje supervisado, en el sentido de que dicha inteligencia va a funcionar no cómo quiera, sino como desee que lo haga Mercedes. Por eso, antes de este lanzamiento han sido necesarias exhaustivas pruebas de conducción y validación.

¿Una curiosidad? Cuando la IA ayude al vehículo a detectar personas -por ejemplo, que caminen por el arcén de una carretera- no las discriminará en función de su tamaño, ropa, postura o cualquier otra característica.

Otro factor que ha hecho posible que la tecnología se pueda aplicar ya es que Mercedes dispone del marco normativo adecuado, con la creación de la Ley de Tráfico para los sistemas de Conducción Autónoma de Nivel 3 que se aprobó en el país teutón en 2017. Por otro lado, Mercedes asegura que «es la primera compañía automovilística del mundo que cumple los exigentes requisitos legales del Reglamento nº 157 de la ONU para un sistema de conducción autónoma de nivel 3».

Ahora bien, lo que no aclara son dos cosas: si algún organismo ha certificado que sus vehículos cumplen con esa norma -como el que ofrecen AENOR y EUROCYBCAR, esta última, famosa por haber desarrollado el primer test en el mundo que mide la ciberseguridad de los vehículos-… y si alguno de sus modelos cumple con otra normativa aún más importante: la UNECE/R155, que determina que los vehículos deben ser ciberseguros por Ley. Es decir, si cuenta con las medidas oportunas para no sufrir un ciberataque, algo que puede ser un factor especialmente delicado en un coche con este nivel de automatización.

Evento de entrega certificado AENOR EUROCYBCAR NUUK

Respecto a este último punto, hay que recordar que hasta ahora, el primer modelo que lo puede demostrar es una moto eléctrica, la Nuuk Cargopro -una firma también vasca-, que ha obtenido el certificado en ciberseguridad en vehículos de AENOR, tras superar el test EUROCYBCAR -cuya CEO y fundadora es Azucena Hernández– que aplica la metodología ESTP y según los requisitos de la normativa UNECE/R155. Un certificado que fue entregado de manera oficial a Nuuk hace ahora justo un mes.

Respecto a la UNECE/R155, llevamos tiempos hablando sobre ella en HackerCar y de cómo será de obligado cumplimiento para todos los nuevos modelos que se homologuen desde julio desde este mismo año y para todos los modelos nuevos a la venta desde julio de 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.