Novedades

¿Es verdad que el Smart #1 cumple con la normativa de ciberseguridad UNECE/R155?

La marca asegura que el #1 cumple con algunos requisitos de la normativa UNECE/R155. Sin embargo, hasta el momento, solo la moto Nuuk CargoPro cuenta con un certificado de ciberseguridad que lo demuestra: el de AENOR y EUROCYBCAR.

Imagen nuevo Smart #1

La idea original de primer Smart necesitó un tiempo de adaptación por parte del usuario de la calle; a pesar de que era un producto que contaba con el respaldo de la todopoderosa Daimler, hubo que esperar un tiempo para que las ventas fuesen las que deseaban sus responsables. Pero, poco a tiempo, aquel vehículo que, por características, parecía un deportivo -motor y propulsión trasera, biplaza, cambio secuencial, neumáticos más anchos en la parte posterior- consiguió convertirse en lo que fue desde el principio: uno de los mejores coches para el día a día de cientos de miles de personas.

Con el paso de los años, la gama Smart fue creciendo con otros modelos; hubo Smart de cuatro plazas y mayor tamaño -los Forfour, aunque ninguno era puramente Smart, pues uno se fabricó con Mitsubishi y el más reciente junto con Renault-, también vimos modelos de Smart que eran un coupé y un roadster… Pero no lograron ni la repercusión ni el éxito del que terminó conociéndose como Fortwo, que era el que mantenía la fórmula original.

Un coche que, en los últimos años, si cabe, se volvió más urbano pues solo pasó a estar disponible con un motor eléctrico, algo justito tanto por potencia como por autonomía. Así las cosas, Smart como marca también ha vivido cambios en su época más reciente. De hecho, ahora parte de la propiedad ha pasado a mano de los chinos, y aunque aseguran que es un negocio ‘dual-home’ entre Europa y China, una de las primeras medidas ha sido la reestructuración de la estrategia de marca.

Y el primer resultado visible es el smart #1, que debe ser el primero de una gama de productos totalmente eléctricos. Sin embargo, ya no hay que verlo como un modelo pequeño, sino como algo más grande, potente y caro que los vehículos que, en la actualidad, conformaban la gama. Este #1 es algo completamente nuevo, ya sea por el diseño, la plataforma y el concepto.

Se trata de un SUV urbano que mide 4,27 m de largo, una anchura de 1,82 y una altura de 1,63 m, de tal manera que por dimensiones podría competir con un Peugeot e2008 o un Seat Arona -salvo porque éste no tiene versión eléctrica-. El #1 sigue siendo un Smart en cuanto a que puede incluir una carrocería bicolor, pero ya no por su célula Tridion, sino porque techo y los montantes que lo sustentan pueden elegirse en otro tono.

Imagen interior Smart #1

Como elementos tecnológicos interesantes destacan las manecillas de las puertas que ‘emergen’ cuando es necesario utilizarlas, las puertas sin marco para las ventanillas o un gran techo panorámico. Tiene una generosa distancia entre ejes de 2,75 m, puede llevar llantas de 19″ con unos neumáticos de 235 mm de ancho… y en términos de diseño quizá hay alguna reminiscencia a los eléctricos de Mercedes como las finas tiras de leds que unen tanto los faros delanteros como los traseros.

¿Se someterá a la metodología ESTP de EUROCYBCAR -y que certifica AENOR-?

En cuanto al interior, la marca dice que el coche dispone de un avatar, que ha sido desarrollado mediante inteligencia artificial, que cuenta con control por voz y que sirve para convertirse en una especie de asistente digital. Aseguran en la marca que estamos ante un coche plenamente conectado tanto con el usuario -mediante una app- como con la nube de datos y, además, lo hace protegido «con los estándares más altos de encriptación en materia de ciberseguridad». De hecho, la información preliminar nos hace saber que incluye los estándares de encriptación digital ISO27701 system -PASS-, ISO21434/ECE R155-156 systems -TARGET-.

Sin embargo, eso es lo que asegura la marca en el comunicado del modelo, pero no lo demuestra aportando el certificado de una autoridad u organismo independiente, como es el que ofrecen AENOR y EUROCYBCAR, esta última, famosa por haber desarrollado el primer test en el mundo que mide la ciberseguridad de los vehículos.

De hecho, hay que recordar que hasta ahora, el primer modelo que lo puede demostrar es una moto eléctrica, la Nuuk Cargopro -una firma también vasca-, que ha obtenido el certificado en ciberseguridad en vehículos de AENOR, tras superar el test EUROCYBCAR -cuya CEO y fundadora es Azucena Hernández– que aplica la metodología ESTP y según los requisitos de la normativa UNECE/R155.

Respecto a la UNECE/R155, llevamos tiempos hablando sobre ella en HackerCar y de cómo será de obligado cumplimiento para todos los nuevos modelos que se homologuen desde julio desde este mismo año y para todos los modelos nuevos a la venta desde julio de 2024.

Para que un coche sea así de conectado, y de cara a las futuras necesidades que pueda incorporar, este modelo dispone de los que han denominado una ‘arquitectura informática centralizada y de alto rendimiento’ que permite, por un lado, diversas actualizaciones periódicas desde la nube, permitiendo que más del 75% de todas las ECU o unidades de control del Smart #1 puedan recibir actualizaciones a distancia -OTA-.

Por concluir con los elementos más tecnológicos, hay que destacar que este modelo se puede abrir con el móvil, mediante una llave digital que se puede compartir; también se ofrece con un completo sistema de iluminación ambiental, un dispositivo multimedia con una gran pantalla de 12,8″ -tiene una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles y aseguran que permite controlar desde la climatización a las luces, el sonido, elegir entre varios perfiles…-, un dispositivo HUD de proyección de datos en el parabrisas que abarca un tamaño de 10″, un cuadro de mandos digital de 9,2″ en alta resolución…

La parte eléctrica es, posiblemente, lo que más sorprende y que refleja de la manera más fiel el gran salto que supone el modelo. De hecho, hablamos de un coche de propulsión trasera y con un motor delantero que proporciona nada menos que 272 CV para un coche que pesa unos considerables 1.820 kg. La velocidad máxima, el único dato de prestaciones facilitado, es de 180 km/h, que es un buen valor para un eléctrico del segmento.

Imagen nuevo Smart #1 por detrás

La batería utilizada en este caso tiene unos buenos 66 kWh, permitiendo una cifra de autonomía, aún pendiente de homologación, de entre 420 y 440 km; puede realizar recargas del 10 al 80% en un periodo de 30 minutos. Una batería que roba algo de espacio al maletero, cuyo volumen oscila entre los 273 y los 411 litros, a base de ‘jugar’ con la banqueta trasera.

En cuanto a asistentes en carretera, dispondrá de todos los ya conocidos dentro del sistema denominado smart Pilot: control de crucero adaptativo con función Stop & Go, sistema activo de mantenimiento de carril -que junto con el anterior, le permiten disponer de asistencia de conducción en carretera y atascos-, control de ángulo muerto, asistente de aparcamiento automático, asistente de luces largas adaptadas…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.