Novedades

Skoda Superb 2024: Así se hace un coche que quiera todo el mundo

Lo normal es que cuanto a un compacto o una berlina les toque renovarse, abracen la electrificación y adopten un aspecto de SUV... porque, al fin y al cabo, es lo que se lleva. Sin embargo, Skoda ha optado por 'mantenerse fuerte' con su renovado Superb.

Imagen de los nuevos Skoda Superb 2024

No hay marca que no haya incrementado su oferta de modelos todo camino en los últimos años; es más, incluso firmas como Skoda, los ha añadido en distintos tamaños, aparte de anunciar una próxima llegada de modelos de este formato y totalmente electrificados -como el Elroq o el denominado Small BEV, entre otros-.

Sin embargo, el fabricante checo sabe que tal vez no a todo el mundo -entendiendo como tal sus clientes- le pueda ‘venir bien’ efectuar ahora mismo esa ‘transición a lo eléctrico’; o que puede que no todo el mundo necesite de un modelo tipo SUV porque, simplemente, no le guste ese concepto de coche.

Por eso acaba de lanzar el renovado Superb, que en su cuarta generación -de su etapa moderna- cuenta con una serie de características básicas que empiezan a ser cada vez menos habituales. Por ejemplo, desde el inicio existirá la disponibilidad de carrocerías tanto de cinco puertas como familiar. Esto es reseñable, porque Skoda podría haber entendido que entre el Octavia y el también reciente Kodiaq ya tenía el hueco cubierto… pero no.

Por suerte, todavía hay bastante público convencido de las ventajas del formato sedán -por elegancia, representatividad…-; incluso aquellos que necesiten un extra de polivalencia y practicidad, pueden decantarse por la versión Combi. Pues bien, para todos ellos, Skoda va a mantener en su oferta el Superb, en un momento en el que algunos de sus posibles competidores se quedaron el camino, como los Ford Mondeo, Opel Insignia, Renault Talisman…

Imagen interior de los nuevos Skoda Superb 2024

De esta nueva generación del Superb, como era de esperar, destaca el diseño actualizado; una actualización que, por cierto, ha sido al estilo de lo que suele ocurrir en el segmento de las berlinas. Eso quiere decir que la apariencia general no varía sustancialmente, si bien ha habido cambios notables en algunos apartados.

El más signigicativo, sin duda, el de la aerodinámica, donde el Cx para la berlina se queda en un excelente 0,23, mientras que el familiar marca un 0,25, siendo valores un 15% mejores que en su predecesor. Por otro lado, el tamaño no varía mucho, pero sí lo suficiente como para que el coche se plante en la barrera de los 4,9 metros de longitud y siendo, curiosamente, un centímetro más larga la berlina-; por apariencia, sigue siendo un vehículo de corte clásico, si bien ahora transmite mayor sensación de lujo.

Por lo demás, el modelo incluye ahora unos avanzados faros que, según versiones, puede incluir unas luces matriciales, donde un conjunto de 36 segmentos, con encendido y apagado individual, que permiten circular de noche con las luces largas siempre encendidas y, sobre todo, que proporcionan un 40% más de luz que los anteriores faros.

En cuanto al interior, hay cosas que siempre se le presuponen a un Superb, como son un espacio récord para las piernas de quienes viajan detrás; y un maletero enorme que, ahora, alcanza 645 litros en la variante berlina o los 695 cuando se trata del familiar. Sin embargo, para este renovado modelo también hay importantes mejoras que se ejemplifican, sobre todo, en el salpicadero.

En este podemos ver la nueva parte multimedia, ‘heredada’ de la ya vista en los Enyaq, Kodiaq 2024 y que permite disponer de una gran pantalla de hasta 13″ de tamaño -en las versiones básicas será de 10″; en ambos casos, con controles gestuales para determinadas funciones-, para un sistema permanentemente conectado a Internet, con lo que eso significa. Es decir, con posibilidad de vincular coche y usuario a través de una app en el móvil, actualizaciones remotas, posibilidad de pre-acondicionar la temperatura en el interior del coche -según motorizaciones-…

Por otra parte, la instrumentación también es completamente digital y se puede incluir un dispositivo HUD de proyección de datos. Asimismo, destacan los mandos circulares en la consola central, denominados Smart Dials que incluye un pequeño display y que están pensados para poder controlar distintas funciones desde un mismo mando.

Por cierto, como todos los Superb van a tener cambio automático, toda la zona que separa los dos asientos delanteros está particularmente limpia porque, incluso el mando del cambio, pasa a estar ubicado tras el volante.

En cuanto a elementos disponibles de equipamiento interior, destacaríamos el equipo de sonido firmado por Canton y dotado de 14 altavoces, las cuatro tomas USB-C de hasta 45V y que se pueden ver complementada por una quinta que se sitúa en la zona del retrovisor interior, pensada para conectar una dash-cam que permita grabar durante la conducción.

También este Superb 2024 va a ofrecer asientos con masaje, recurre a elementos textiles 100% reciclados, cuenta con un cargador móvil para teléfonos compatibles y en la versión familiar, la bandeja que cubre la zona de carga dispone de un sistema para su accionamiento eléctrico.

Decíamos al principio que, aparte de mantenerse fiel al concepto de berlina, también era destacable que esta cuarta generación del Superb mantuviera la posibilidad de elegirse con mecánicas ‘tradicionales’. Y es que, de hecho, de las seis variantes inicialmente previstas, cinco son clásicas motorizaciones gasolina o diésel.

Comenzando por la más ‘sofisticada’, hablamos de una variante híbrida enchufable con el motor 1.5 TSI que combinado con otro eléctrico consigue una potencial final de 204 CV; quizá más interesante sea el hecho de que cuenta con una batería de 25,7 kWh, lo cual es suficiente, según cifras declaradas por la marca, de conseguir una autonomía media totalmente eléctrica que llega a los cien kilómetros. Esta versión, en cualquier caso, solo se puede asociar con la carrocería familiar y con el cambio automático DSG de seis velocidades -siete en las demás mecánicas-.

Por lo demás, en gasolina la oferta comienza con el 1.5 TSI de 150 CV, microhíbrido -con su correspondiente etiqueta ECO-, seguido del 2.0 TSI de 204 CV y culminando con otro 2.0 TSI, pero de 265 CV; y en diésel, hay un 2.0 TDI en versiones de 150 y 193 CV. Los más potentes, gasolina y diésel, van asociados a un dispositivo de tracción total, siendo de tracción delantera el resto; en todos los casos, el cambio es automático de siete velocidades.

Por lo que se refiere al apartado dinámico, la marca hace hincapié en una tecnología conocida, pero mejorada: nos referimos al llamado DCC Plus, que no es sino la evolución del control de dureza de la suspensión y que, como en otros modelos de Skoda, irá asociado a un selector de modos de conducción para conseguir que el vehículo ofrezca distintas ‘personalidades’ según el que elija la persona al volante. Y en cuanto a lo que tiene que ver con asistentes, como es lógico, estarán disponibles prácticamente todos los conocidos.

De esta forma, no faltará el control de velocidad adaptativo que, combinado con el asistente de atascos y el sistema de mantenimiento dentro del carril, permiten que el coche prácticamente conduzca por sí solo en tráfico muy congestionado, a velocidades de hasta 60 km/h, y ‘siguiendo’ al vehículo que circula por delante.

También cuenta con el dispositivo de aparcamiento automático, el denominado ‘asistente de emergencia’ que ayuda a realizar maniobras evasivas con el fin de evitar posibles accidentes, el side assist o control de ángulo muerto que puede detectar vehículos que se aproximan por la zona posterior del vehículo a una distancia de hasta 90 metros… y, cómo no, tanto al aproximarse a una intersección o cruce a baja velocidad como cuando se está desaparcando marcha atrás, el Skoda puede advertir al conductor en caso de que se aproxime algún vehículo por los lados.

Imagen de los nuevos Skoda Superb 2024

¿Y qué pasa con la ciberseguridad?

Pues tenemos que decir lo mismo que comentamos en su momento para el renovado Kodiaq: La marca no ha hecho pública, al menos en la información difundida hasta ahora, ninguna referencia a si esta nueva generación de su berlina cumple con la normativa de ciberseguridad UNECE/R155… si bien debería darse por hecho por su fecha de llegada al mercado, muy posterior a la obligatoriedad, desde julio de 2022, de que los modelos de nueva homologación sean ciberseguros por ley.

Asimismo, Skoda sigue teniendo activa una web que trata sobre la ciberseguridad; en concreto, es un mini-site donde se menciona que “para poder identificar vulnerabilidades potenciales y solucionarlas lo más rápido posible, agradecemos las sugerencias de nuestros clientes y de la comunidad mundial de ciberseguridad”.

Luego se facilita una dirección de correo, al tiempo que se dice al interesado que “informe todas las posibles vulnerabilidades, fugas de datos y otros incidentes de seguridad cibernética. Si desea cifrar su mensaje, utilice la CLAVE PGP”.

¿Quieres ver qué decía un hacker del actual Superb?

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.