Consejos HC

Si no eres hacker, evita viajar a esta ciudad

Tal vez te preguntes si hay algún 'rincón seguro' que sirve de hogar a los ciberdelincuentes. Pues bien: existe, y está en un país de Europa... ¿Cómo es este 'nido' de crackers? ¿Quiénes lo habitan? ¿Qué ciberdelitos han cometido?

Fotografía de Râmnicu Vâlcea, más conocida como Hackerville
Image by L.Kenzel

Desde hace algunos años, los países del Este de Europa se han convertido en un destino turístico muy conveniente para una gran mayoría de viajeros, ya que poseen un amplio patrimonio cultural. Sin embargo, esta región alberga también un rincón muy relacionado con la ciberseguridad… aunque no en el buen sentido.

En el corazón de Rumanía -apenas dos horas en coche desde la capital Bucarest- se encuentra Râmnicu Vâlcea, una pequeña y tranquila localidad. Al igual que en otras partes del país, sus calles y edificios aún dan testimonio de las décadas de influencia soviética. La media de edad es relativamente baja: la mayoría de sus habitantes tienen entre 20 y 45 años.

Esta imagen austera contrasta severamente con un detalle: decenas de vehículos ‘premium’ se agolpan en los espacios destinados al estacionamiento. ¿Cómo es posible que sus habitantes estén tan bien motorizados? La respuesta está en los pingües beneficios que reporta la ‘actividad económica’ -por decirlo de algún modo- más común aquí: el cibercrimen.

El ‘cracking’ como modo de vida

Y es que, no en vano, esta ciudad -más conocida por su sobrenombre ‘Hackerville’– está considerada como poseedora de la mayor concentración de ‘crackers’ por metro cuadrado del planeta.

El origen de este fenómeno se remonta a la década de los noventa, cuando muchos jóvenes comenzaron a navegar por Internet desde sus primitivas conexiones domésticas. De manera completamente autodidacta, algunos de ellos vieron en la emoción de ‘romper’ un sistema ajeno un alivio de sus problemas… o, también, un medio de matar el aburrimiento.

Pronto encontrarían el camino para obtener un beneficio económico de sus conocimientos, a través de los falsos anuncios de segunda mano. Mediante ingeniería social, lograron estafar grandes sumas de dinero a inocentes usuarios de todo el mundo.

Estos casos atrajeron la mirada del FBI hacia ‘Hackerville’ y, a lo largo del nuevo milenio, muchas de sus pesquisas les han conducido hasta sus calles. El paso del tiempo y los avances tecnológicos sólo trajeron el refinamiento de los métodos de estos ‘crackers’: hoy en día, el ‘ransomware’ es el negocio estrella.

Nadie está a salvo de sus ciberataques: entre las víctimas más ilustres se encuentran la NASA, la Agencia Espacial Europea, el expresidente de EEUU George Bush -y su antiguo secretario, Colin Powell-, Hillary Clinton o la Royal Navy británica.

En 2015, la compañía Norton produjo un documental sobre esta -tristemente- peculiar localidad. Bajo el título de «La ciudad más peligrosa en Internet», resume su historia e, incluso, cuenta con el testimonio de algunos de los más veteranos -y peligrosos- ciberdelincuentes que allí habitan.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.