Tecnología HC

¿Por qué Seat dejó este León a oscuras durante 800 horas?

Los ingenieros de Seat se desplazaron hasta Portugal para asegurarse de que las luces del León funcionan con la máxima precisión, empleando 800 horas para comprobarlo.

¿Sabías que una de las zonas más oscuras de Europa se encuentra a tiro de piedra, en Portugal? Si hay un lugar magnífico para la observación astronómica, es la reserva de cielo oscuro de Alqueva, en la región de Évora. El área recibe esta denominación con objeto de garantizar su protección de la contaminación lumínica, y cuidar así de la calidad del cielo nocturno. En Alqueva es mucho más fácil contemplar constelaciones, nebulosas… y probar las luces de un vehículo. Esta es la razón por la que el equipo de iluminación de Seat escogió la reserva portuguesa para someter a examen las luces del nuevo León.

Según Carlos Elvira, el jefe de Desarrollo de Iluminación y Señalización de Seat, en Alqueva han probado el alcance y anchura de las luces delanteras. Allí también se perfeccionaron el contraste y la definición de los pilotos traseros. Para estos cometidos, la tecnología Full LED ha resultado todo un avance. “Nos permite tener mucha más luz en una superficie mucho más pequeña”, destaca Magnolia Paredes, jefa de Desarrollo de Iluminación Electrónica en Seat. En otras palabras, los LED han contribuido enormemente a la eficiencia de las luces de los coches… si bien el reto para los ingenieros está en su control electrónico.

Además, con el tiempo, la tecnología LED ha mejorado sensiblemente la seguridad. Un diodo LED responde a los inputs 150 milisegundos más rápido que una bombilla incandescente; al frenar, esto significa que el conductor que nos sigue recibe la señal de los pilotos traseros cinco metros antes.

Tests para «arrojar luz»

Después de 2.500 horas de trabajo de diseño, los ingenieros de Seat pasaron a probarlas durante otras 800 horas en la oscuridad de carreteras de todo el mundo, así como en un túnel óptico. Uno de los tests consiste en comprobar el alcance del haz de luz, con ayuda de la instalación de marcadores que indican los metros totales iluminados. La distancia entre un marcador y el siguiente es de un metro, y las luces largas del León arrojaron una distancia de 70 metros. Los ingenieros necesitan probar las luces en zonas cálidas para constatar la resistencia de los componentes electrónicos; paralelamente, en condiciones de frío, les interesa observar cómo se distribuye la iluminación al proyectarse sobre hielo.

En el interior, los equipos de Elvira y Paredes también se ocupan del arco de luz justo por encima de los paneles del salpicadero y las puertas, envolviendo toda la parte delantera del habitáculo. En el León, esta iluminación proporciona una advertencia visual adicional ante una puerta abierta o un vehículo que se nos acerca mucho. Próximamente, “la intensidad de la luz se incrementará mientras aceleras para hacerte más consciente de tu velocidad; y, si estás viajando con niños y activas el bloqueo de seguridad en las puertas traseras, se iluminarán en rojo si intentan abrirlas”, revela Carlos Elvira.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.