Tecnología HC

Seat Ibiza: ¿por cuál de sus tecnologías pagar?

Hace cerca de 35 años que el Ibiza es un habitual entre los coches más vendidos de España. Su actual generación, la quinta, es con diferencia la más avanzada y completa. ¿Por cuál de sus equipamientos merece la pena pagar?

Imagen interior de un Seat Ibiza con una persona al volante

Hoy en día, incluso un modelo del segmento urbano puede incluir un nivel de equipamiento tan amplio que te debes plantear cuáles de los elementos que se ofrecen con sobreprecio son interesantes y merece la pena pagar por ellos.

El primer modelo que inaugura esta sección es uno de los coches más exitosos de los últimos 35 años: hablamos del Seat Ibiza y, en concreto, nos vamos a centrar en su nivel de acabado más vendido: el Style Plus, que con sus actuales promociones tiene un precio de partida de 14.640 euros combinado con el motor 1.0 MPI de 80 CV -aunque te aconsejamos que pagues 550 euros por la versión 1.0 TSI de 95 CV, más potente y con turbo-.

Este modelo lleva un equipamiento de serie muy razonable, con elementos como el dispositivo de frenada automática de emergencia, el climatizador de dos zonas, el sensor trasero de ayuda al aparcamiento o el sistema multimedia con toma USB o compatibilidad con los protocolos Apple Car Play y Android Auto.

Ahora bien, cuando toca rascarse el bolsillo, ¿por cuál o cuáles de los elementos tecnológicos merece la pena pagar? ¿Qué función tienen los sistemas o dispositivos que se ofrecen con sobreprecio y cuáles resultan verdaderamente útiles? Lo comprobamos.

Beats Audio: ¿el mejor sonido entre los urbanos?

Este Ibiza puede incluir, como opción, un potente equipo de sonido firmado por Beats Audio que dispone de seis altavoces -dos de agudos en los pilares delanteros, dos en las puertas delanteras y otros dos en la parte posterior-, un subwoofer -ubicado en el hueco de la rueda de repuesto- y una potencia total de 300 W. Su precio es de 450 euros, de tal manera que resulta muy razonable, si tenemos en cuenta la calidad del sonido respecto al equipo de serie.

Connectivity Box: ¡fuera los cables!

Mediante este pack, que cuesta 200 euros, el Ibiza dispone de un cargador inalámbrico: una superficie en la parte baja de la consola central en la cual se puede dejar un móvil que disponga de carga por inducción. En ese caso, y sin necesidad de utilizar ningún cable, la batería del móvil comenzará a recargarse.

Imagen tres cuartos delantero de un Seat Ibiza

También dispone de un amplificador de la señal GSM para lograr una mejor cobertura. Lo cierto es que por ese precio, y teniendo en cuenta que no todos los móviles son compatibles con dicha funcionalidad, no es aconsejable -de momento- optar por este llamativo gadget.

Sistema de navegación: tú decides

Si hace años nos dijeran que habría navegadores muy vistosos, con todas la funciones posibles, control de manejo por voz y una excelente rapidez de funcionamiento por apenas 600 euros, habríamos elegido nuestro siguiente coche con esa opción tan apetecible. Y, de hecho, sigue siendo un elemento muy interesante, perfectamente integrado, con un funcionamiento impecable… y con uno de los precios más competitivos del mercado.

Sin embargo, en la actualidad y si, como es el caso, el vehículo dispone de conectividad con teléfonos Android y iPhone, que te permiten reproducir el contenido del móvil en la pantalla del coche -incluyendo el navegador, con información tan útil como el estado del tráfico en tiempo real y el tiempo exacto que vas a tardar en llegar a tu destino-, no resulta tan interesante. Además, hay que actualizar periódicamente la cartografía, lo que supone unos 120 euros. Con todo, al final, es una cuestión de gustos: el sistema integrado muestra unos excelentes gráficos y responde más al manejo clásico y sencillo de este tipo de dispositivos.

Easy Pack: más fácil y a muy buen precio

El mencionado pack incuye dos elementos muy interesantes: la función adaptativa para el control de velocidad y el sistema de acceso y arranque sin llaves -Kessy-. El primero de ellos es un complemento muy interesante para el control de velocidad, ya que ayuda a mantener la distancia con otro vehículos mientras circulas por autovía o autopista, aportando un plus de comodidad.

En cuanto al segundo, es otro de esos dispositivos que, una vez te acostumbras a él, no entiendes cómo has podido vivir antes sin utilizarlo. Gracias al Kessy, basta con que lleves encima la llave del coche para que, una vez te aproximes a él, éste ‘te detecte’ y desbloquee los seguros de las puertas cuando tocas alguna de las manecillas de las puertas delanteras. Asimismo, cuando aparques y salgas del coche, basta hacer un gesto similar para que el cierre centralizado se active.

Teniendo en cuenta que Seat vende ambos sistemas en un pack por 450 euros, resulta una de las opciones tecnológicas más recomendables e interesantes del coche.

Faros de led: a poco que circules de noche, compensa

A priori, puedes pensar que pagar 850 euros en una opción de un coche urbano es algo poco lógico. Sin embargo, si el elemento en cuestión aporta un notabilísimo plus de seguridad en conducción nocturna, merece con creces hacer el esfuerzo. Digamos que las luces de serie del Ibiza son… simplemente correctas. Pero es que lo que son capaces de hacer los faros full led hacen que sean una opción muy interesante.

Imagen tres cuartos trasero de un Ibiza

Además, y aunque sea algo secundario, dotan a la imagen del coche de un aspecto mucho más elegante y sofisticado, entre otras cosas porque incluyen unas bonitas luces diurnas, también de led, tecnología que también se extiende a los faros traseros -aunque también puedes equipar sólo estas luces diurnas por 280 euros-.

Aparcar con cámara: todo controlado

De serie, esta versión ya viene con control trasero de ayuda al aparcamiento… que viene de maravilla para las maniobras. Sin embargo, la mejor manera de complemetarlo es con un pack que añade también sensores que te ayudan a medir las distancias en la parte delantera del coche, y una cámara trasera que complementa la información de los sensores.

El precio de este conjunto es de 280 euros… que es una cantidad bastante razonable. Si aparcar no es tu maniobra favorita, si tu plaza de aparcamiento es bastante justa o si quieres que tu coche tarde el mayor tiempo posible en tener algún pequeño roce al aparcar, será un dinero bien invertido.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.