Tecnología HC

¿Se ha metido este Lexus en la Yakuza?

La firma japonesa va un paso más allá en su búsqueda de la exclusividad, experimentando un nuevo concepto de decoración para sus automóviles. Uno muy extendido entre nosotros...

Imagen de un Lexus UX Tatuado

Si hay un país en el mundo con buen criterio para adaptar sus costumbres a los tiempos modernos, ése es Japón. Aún hoy, el honor y el respeto siguen tan vigentes en su sociedad como en su particular edad feudal.

Eso sí, la estética ha cambiado por completo. Casi, podría decirse que se ha dado la vuelta. Pues, si bien todos los japoneses aplican principios del ‘bushido’ en la medida de sus circunstancias, sus más radicales seguidores se encuentran entre los elementos criminales: los Yakuza.

Este misterioso entramado mafioso posee sus propias reglas. Y, como en todos los demás, la traición se castiga con la muerte. En fiero contraste con los antiguos samuráis, sus ‘guerreros’ no llevan armadura sino trajes a medida. Los vehículos más caros y exclusivos son sus ‘monturas’. Y, para reconocerse entre ellos, les basta con descubrir los tatuajes de sus espaldas.

Estos últimos son una manifestación que combina arte y mística, puesto que sus portadores los consideran la fuente de su fuerza. Por ello, a lo largo de sus vidas regresan -de cuando en cuando- a su tatuador de confianza para añadir nuevos símbolos, o retocar los ya dibujados.

Ahora, Lexus se ha inspirado en el arte de estos artesanos de la tinta para el mismo fin: reforzar la personalidad de sus modelos.

Un trabajo… no apto para ‘brochas gordas’

Para llevar a cabo esta idea, la firma japonesa recurrió a Claudia De Sabe, una popular tatuadora londinense. Durante seis meses y una semana, la artista plasmó su visión de los motivos tradicionales nipones -como la carpa ‘koi’, símbolo de buena fortuna- sobre la blanca carrocería de un UX.

La principal dificultad que encontró fue, fundamentalmente, material. No en vano, la piel humana es mucho más blanda y manejable que la chapa de un automóvil.

El nuevo reto requirió, por ejemplo, cambiar de herramientas: donde bastaba con una finísima aguja, De Sabe tuvo que emplear una rotatoria Dremel para -levantando la pintura hasta el metal vivo- dibujar cada línea del diseño, antes de poder añadir el color.

Así lo afirma la propia artista: «Cuando tatúas a una persona, tienes que tener en cuenta los músculos y los tejidos bajo la piel. Con el UX, era importante tener en cuenta la manera en que la carrocería cambiaba de forma sobre la estructura».

Detalle del pez koi en el Lexus UX Tatuado

Por el momento, Lexus no se ha planteado darle una salida comercial a esta personalización tan extrema. Aunque sí le ha puesto un valor aproximado a la obra. Según sus cálculos, podría superar los 120.000€.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.