Empresas

¿Se atreverá VW a retirar su ‘recambio’ más vendido?

Para una marca de coches, retirar una pieza que no tiene mucha demanda es algo normal. ¿Pero qué ocurre cuando esa pieza la más vendida? ¿Y si esa pieza... no es de metal? Esto es lo que está ocurriendo con el artículo estrella de Volkswagen.

Imagen de la Volkswagen Currywurst

No está bien mirado criticar los gustos literarios pero, si crees que el único libro capaz de aburrirte y desorientarte es la guía telefónica… está claro que no conoces los catálogos internos de una gran compañía.

Para una marca de coches, dichos catálogos son poco menos que ‘textos sagrados’, pues contienen absolutamente todas las referencias de todo aquello que comercializan. Siendo -claro está- lo más común sus piezas de recambio originales, así como los accesorios de sus ‘boutiques’.

No obstante, si tomas por ejemplo el de Volkswagen, tal vez encuentres un objeto muy peculiar que, al mismo tiempo, es uno de sus productos más vendidos -de hecho, fue el número uno en 2017 y 2019-. Y lo más curioso es que no contiene plástico ni metal sino carne, porque estamos hablando de… salchichas.

¿Un mito en entredicho?

Sí, lo que ves en la imagen de arriba no es ningún montaje: es un paquete de salchichas catalogado -como así reza su envase- como ‘Pieza de Origen VW’. Ahora que empiezas a recuperarte del estupor -o de la carcajada- te lo explicamos: Desde hace más de treinta años, la conocida como ‘Currywurst’ es uno de los pilares de la gastronomía alemana.

Prepararlo es tan sencillo como cocer o asar las salchichas en cuestión -cuanto más grandes, mejor-, cortarlas en generosas rodajas y acompañarlas con una salsa al curry -de ahí el nombre- y algunas patatas fritas. Un alimento que -consumido con moderación- resulta rápido y nutritivo.

Precisamente por ello, cuando VW fundó su ‘fábrica-ciudad’ en Wolfsburgo, supo que este plato debía figurar en las cartas de las cantinas. Y, ante la previsión de tener que servir millones de salchichas cada día, la marca tomó la decisión de fabricarlas por su propia cuenta.

Pero, ahora, dicha decisión se ha convertido en una tradición que podría desaparecer en breve. Y es que los planes de sostenibilidad de la marca contemplan también el objetivo de dejar de servir productos cárnicos en sus cantinas a partir de 2025. Un proceso que ha comenzado con el retiro de estas salchichas de la carta del restaurante principal de la fábrica.

Acompañada con su sustitución por un equivalente vegano, la decisión ha dividido furibundamente a los trabajadores de VW. Incluso el mismísimo CEO Herbert Diess ha tomado cartas en el asunto para apaciguar los ánimos, publicando un largo vídeo-post en su LinkedIn como nota aclaratoria. Según él mismo cuenta, aún será posible disfrutar de estas peculiares salchichas en el resto de cantinas, dejando la central como punto de avituallamiento para los empleados vegetarianos. ¿Pero cuánto durará esta ‘tregua’ entre tradición y ecología? Seguiremos informando…

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.