Tecnología HC

¿Se atreverá BMW con… un traje volador?

La firma bávara no ha querido pecar de 'sobriedad' en el evento más importante de su historia reciente: lo celebrará por tierra... y aire.

Imagen del traje volador de BMW

¿Una ‘liada’ de padre y muy señor mío… o una declaración velada de intenciones? Lo cierto es que el esperado NEXTGen 2020 ha comenzado con fuerza. En un aparente ‘guiño’ a su desaparecida faceta aeronáutica -¿por qué crees, si no, que la llamamos ‘la marca de la hélice’?-, BMW ha lanzado por los aires a un hombre como acto inaugural del evento.

Dicho así… suena crudo. Pero tranquilos: el ‘lanzado’ se trata de Peter Salzmann, un reputado especialista de salto con ‘trajes alados’. Y para asegurarse de que su ‘performance’ fuese exitosa, la firma bávara le ha proporcionado un ‘modelito’ a su medida. Claro que, a diferencia de los trajes típicos de esta especialidad -que se basa en planeo a velocidades de vértigo-, éste cuenta con una ‘ayuda’ muy tecnológica.

Electricidad ‘a chorro’

En efecto, el traje diseñado por BMW se diferencia de los habituales por el hecho de que incorpora un motor. Concretamente, dos pequeñas turbinas -realizadas en carbono- con una potencia eléctrica conjunta de 15 kW. Esta propulsión sólo puede utilizarse en cortos intervalos de cinco minutos… tiempo más que suficiente para esquivar cualquier obstáculo que impida un descenso tendido -pero vertiginoso- hacia la zona de aterrizaje.

A pesar de la utilidad puramente lúdica del ‘invento’, BMW enfatiza que en la construcción del traje han logrado encontrar una nueva forma de aprovechar su ‘expertise’ en vehículos eléctricos, de la cual modelos como el i3 -o, especialmente, el recién retirado i8– dan buena cuenta.

Tal vez, esta historia reciba una segunda parte: tras un exitoso ‘shakedown’ en los Alpes austriacos, Salzmann y los expertos de la división ‘i’ de la marca parecen dispuestos a seguir mejorando el traje planeador. Será interesante ver cómo lo consiguen pues, no en vano, este deporte -de extremísimo riesgo- es lo más parecido al vuelo de las aves que los humanos hemos inventado.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.