Tecnología HC

Roborace, el coche de carreras… sin piloto

La tecnología de la conducción autónoma está avanzando mucho más de lo que podrías suponer. Tanto, que es capaz de conseguir cosas que nunca imaginamos. ¿De verdad llegará el día en que animemos a máquinas, y no a pilotos?

Imagen del prototipo Robocar de Roborace

Si eres aficionado a las carreras, es posible que estés muy cerca de vivir un momento horrible. Tanto que, si no deseas seguir leyendo, tienes nuestra disculpa. Y es que la conducción autónoma también se ha expandido, en los últimos tiempos, a la competición.

A decir verdad, un circuito -por mal que nos pese- es el caldo de cultivo ideal para esta tecnología. Una sucesión de curvas y rectas que permanecen invariables -al contrario que, por ejemplo, un tramo de rally- y que, al terminar, vuelve otra vez al principio.

De este modo, por pura repetición, la IA de un vehículo así tardaría mucho menos que un humano en encontrar la trazada perfecta. ¿Verdad que parece terrorífico? Pues mira lo que ha sucedido en el último Festival de Goodwood, celebrado a principios de este mes:

Como has podido apreciar en el vídeo, a poco de empezar la subida el ‘piloto’ se baja del coche… y, en un alarde de humor, lo envía a completar el recorrido con una palmadita en el alerón.

Y te preguntarás: “¿Por qué tiene cabina si es autónomo?” Porque se trata del DevBot 2.0, el prototipo que utilizan en Roborace para desarrollar las ‘IAs piloto’ de su futuro campeonato.

Personalidades electrónicas

Por tecnológico que pudiera parecer, el método del DevBot es muy simple. A base de practicar en la pista con él, el piloto humano origina una enorme cantidad de datos a través de la telemetría.

Toda esa información es asimilada por la inteligencia artificial que, a partir de ese momento, podrá replicar su actitud sobre el simulador… y también sobre el trazado. Y así es cómo, en una sola tarde, se transforma a un ‘conductor’ novato en experto.

En la primavera de 2020 arrancará lo que los responsables de Roborace denominan ‘Season Alpha’. En esta primera temporada, los DevBots lucharán en cada circuito -con una persona a bordo como ‘seguro’- por ser el más rápido.

Imagen de un Robocar

Dado que existe una igualdad mecánica total -ya que el coche que ‘corre’ es el mismo para todos los equipos-, lo único necesario para ganar es tener al mejor volantista virtual… y a los programadores más ‘top’.

¿El futuro? Una vez se asienten las reglas de una competición sancionada para vehículos autónomos, los equipos que participen en la Roborace utilizarán el Robocar, un dron rodante propulsado por electricidad y 100% automatizado. Cuando ese momento llegue, ¿soñaremos con ‘héroes digitales’? Sólo el tiempo lo dirá.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.