Empresas

Rich Energy y Haas: Cómo arruinar un patrocinio de F1 por Twitter

Gestionar las redes sociales de una compañía requiere ingenio y prudencia a partes iguales… Pero los tuits de la bebida energética Rich Energy han estado a punto de dar al traste con su acuerdo de patrocinio del equipo Haas en Fórmula 1. ¿Qué es lo que ha pasado realmente?

Haas VF-19 lateral

El miércoles 10 de julio, mientras la Fórmula 1 se preparaba para su cita con el circuito de Silverstone, la ‘bomba’ saltaba en Twitter. La firma de bebidas energéticas Rich Energy, patrocinadora principal de la escudería Haas, se despedía de sus socios con un tuit incendiario: “Hoy, Rich Energy ha rescindido el contrato con Haas F1 Team por bajo rendimiento. Queremos vencer a Red Bull Racing y estar por detrás de Williams en Austria es inaceptable”.

El tuit pasó por soberbio e insultante entre los aficionados. Resultaba insólito que un ‘sponsor’ rompiera relaciones con su equipo en público, y dejando claro que se debía a los resultados deportivos. Pero la historia acababa de empezar…

Reacciones de los protagonistas

Al día siguiente, Rich Energy negó que la posición expresada en Twitter fuera la de la compañía, echando la culpa del mensaje a “un individuo pícaro”. Los autores del comunicado se presentaban como “los accionistas que poseemos la mayoría de las acciones de Rich Energy”. Su nota decía: “Creemos de todo corazón en el equipo Haas F1 Team, su rendimiento y en la organización en general, y estamos totalmente comprometidos con el actual acuerdo de patrocinio vigente”. Además, añadían que no descartaban acciones legales contra el autor del tuit.

Mientras tanto, el equipo Haas había enviado una carta de sus abogados a uno de los accionistas de Rich Energy, Neville Weston. En ella, en nombre del jefe de la escudería, Guenther Steiner, se pedía el cese de nada menos que el CEO de la compañía, William Storey. Es más, de acuerdo a la misiva, Steiner reclamaba “pruebas claras y sin ambigüedades de que el Sr. Storey ha sido destituido como director de la empresa y que un nuevo CEO ha sido nombrado en su lugar”. Se añadía en la carta que los proveedores de Haas están preocupados por la solvencia del equipo, después de que Rich Energy haya tenido que hacer frente a una demanda millonaria por plagio del logotipo.

El ‘community manager’ contraataca

La siguiente consecuencia fue una cascada de tuits contra Haas… ¡de nuevo desde la cuenta de Twitter de Rich Energy! Todos ellos se dedicaban a denunciar la persecución de Guenther Steiner y de “accionistas minoritarios” contra William Storey.

Al final, William Storey ha perdido la guerra. El acuerdo de patrocinio sobrevive, y las presiones han servido para que venda su participación mayoritaria “a regañadientes”, según el último tuit de la marca de bebidas energéticas. Desde el martes 16 de julio, Rich Energy ha pasado a llamarse Lightning Volt, tal y como consta en el registro mercantil del Reino Unido. Ha sido una decisión de los mismos accionistas que han despedido a Storey.

Mercedes Anguita
Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.