Novedades

Renault Mégane 2020: todos los precios y equipamientos

Nadie sabe lo que nos depara la vida cuando nacemos. Y eso es algo que se puede aplicar tanto al ser humano como a los automóviles. ¿Quién iba a decir, hace un cuarto de siglo que hoy estaríamos hablando... de 'esto'?

Imagen tres cuartos delantero del Renault Mégane en carretera

Por ‘esto’ nos referimos al coche más vendido de Renault, que recién empezado el 2020 anunciaba su primer lavado de cara o restyling para su actual generación -la cuarta-… y que en estas fechas de septiembre comienza a llegar a los concesionarios -con versiones híbridas incluidas-.

Y si bien es cierto que la vida comercial de este compacto ha estado salpicada de momentos para el recuerdo -el coche de tracción delantera más rápido en Nurbürgring, uno de los modelos más vendidos en España, el coche con la parte trasera de diseño más ‘controvertido’, el vehículo que ha fabricado siete millones de unidades-, ninguno va a ser tan decisivo como el que anunciaba la marca hace poco más de medio año.

Y es que, por primera vez en su historia, el Mégane ya cuenta con una variante híbrida enchufable; algo que es muy tecnológico… y casi algo imprescindible para que un coche pueda cumplir con el nivel medio de emisiones para la gama. De esta forma, también podrá plantar cara en igualdad de condiciones a coches como los Seat León, VW Golf o BMW Serie 1 que también ofrecerán una versión con enchufe.

Pero vayamos por partes para saber todo lo que ha cambiado en el Mégane 2020. Comenzando por el diseño exterior, este Renault -que se sigue vendiendo en versiones de cinco puertas y familiar- recibe un nuevo frontal… en el que destacan los faros de leds para todas las funciones -incluidos los antiniebla- y, a partir de ahora, de serie en toda la gama. De momento, no disponen de la tecnología ‘matricial’ que puedes ver en un Opel Astra, si bien cuentan con cambio automático entre luz corta y larga.

Asimismo, ha variado el paragolpes delantero, los intermitentes pasan a ser ‘dinámicos’ -es decir, hay una tira de luz que se enciende de dentro afuera-, hay tres nuevos colores de carrocería -de un total de 10- y aparecen nuevos diseños para una llantas que pueden ser de 16 a 18″.

Poco a poco se transforma en… un móvil

Lo empezó el Clio, lo continuó el Captur, hace poco se sumó el Espace y ahora es el turno del Mégane 2020 para estrenar toda la conectividad y ‘digitalización’ de la que es capaz Renault. Dicho con otras palabras, ahora el salpicadero de este compacto puede contar con instrumentación en una pantalla configurable de 10,2″ -aunque en las versiones más sencillas se mantendrá como hasta ahora: con una parte central digital de 7″-, así como lo más interesante: el nuevo sistema multimedia Easy Link y su pantalla de 9,3″.

Este dispositivo, que va en posición vertical en la consola central, es el gran centro de control del coche -de serie, dispone de una variante de 7″-. Desde su pantalla, que por lo visto en los Clio o Captur cuenta con unos gráficos muy atractivos, una resolución muy buena y un funcionamiento más que correcto, se puede controlar funciones como el sistema de navegación, las distintas fuentes de sonido, los asistentes a la conducción, la telefonía, el ordenador de a bordo -que dispone de un entrenador para ayudarte a consumir menos-…

Además, también es la forma de acceder al sistema Multi-sense, que es como Renault denomina a su selector de modos de conducción. Este dispositivo permite actuar sobre diferentes parámetros del coche -respuesta del acelerador, del cambio en las versiones automáticas, la iluminación interior, la información del cuadro de instrumentos, la dureza de la dirección- para contar con un coche más cómodo -modo ‘Comfort’-, más ecológico -modo ‘Eco’-, más deportivo -modo ‘Sport’- o un punto intermedio entre todos ellos -modo ‘MySense’, que es el que el coche tiene siempre por defecto cuando lo arrancas-.

Por cierto, que este nuevo sistema multimedia convierte al coche en un vehículo plenamente conectado; por ejemplo, ahora toda la gama viene con el sistema Ecall de llamada de emergencia automática en caso de accidente, y el hecho de que cualquier Mégane cuente con sus propia tarjeta SIM, le sirve para poder enviar y recibir datos, con el fin de que, por ejemplo, cuentes con aplicaciones a bordo, información del tráfico para las versiones con navegador…

Asimismo, en este Mégane 2020 resulta muy útil la app para el móvil MyRenault, que es gratuita, está disponible tanto para Android como para iPhone y te permite, desde el teléfono, tener información del vehículo, realizar acciones remotas -aunque el catálogo de posibilidades que ofrecerá va a ir creciendo en los próximos meses-.

Por concluir con el interior, decir que también se han renovado los mandos de la climatización -y es una buena idea que su manejo sea independiente del sistema multimedia-, los tapizados y llega algún nuevo detalle, como el asiento del conductor regulable de forma eléctrica, según versiones.

Pero la novedad de la que todos hablarán…

Por primera vez en sus 25 años de trayectoria comercial, el Mégane cuenta con una variante híbrida-enchufable. Se le conoce como E-Tech y en realidad, la fórmula es muy parecida a la que propone el Captur que lleva el mismo apellido. Eso significa que es un modelo que a base de combinar una mecánica 1.6 gasolina con otro propulsor eléctrico desarrolla 160 CV.

Lo más interesante es que dispone de una batería de buena capacidad -9,8 kw- que le permite, por ejemplo, circular hasta 60 km en modo completamente eléctrico… o unos 50 km circulando a la velocidad máxima de circular en modo cero emisiones: 135 km/h. Si quieres saber más sobre ese modelo, ya hemos tener las primeras impresiones de conducción durante la presentación internacional.

Imagen tres cuartos delantero del Mégane ETECH con carrocería familiar

Pero si el Mégane aspira a seguir siendo un superventas, no lo puede hacer confiando en una sola variante, de tal manera que mantiene sus excelentes propulsores gasolina y diésel. Entre los primeros, todo el protagonismo es para el 1.3 TCE de cuatro cillinros, turbo y que se ofrece en versiones de 115, 140 y 160 CV.

Mientras que el de 115 CV sólo se venderá con caja manual de seis marchas y el de 160 CV sólo con la transmisión automática EDC de doble embrague y siete velocidades, el intermedio de 140 CV podrá elegir entre ambas. Y, por cierto: Renault anuncia para finales de 2020 un Mégane ‘afinado’ con el propulsor 1.0 turbo ticilíndrico de 120 CV… que sería algo así como las versiones Ultra de los Audi.

Por lo que se refiere a los diésel, aquí sí que se ha producido una disminución en la oferta disponible. Ahora, el protagonismo es para el 1.5 dCI en una sola versión de 115 CV, a elegir con cambio manual o automático.

Imagen tres cuartos delantero de un Mégane Trophy de color amarillo

Lo que no cambia, por suerte, es la presencia de variantes deportivas en la gama, que conservan el apellido RS. Ahora, todas estrenan la evolución del motor 1.8 turbo gasolina -como el que lleva el Alpine A110-, que rinde 300 CV y que se puede elegir también con cambio manual o automático.

Como ya sucede en el modelo actual, habrá una versión ‘base’ y otra más radical, con el sobrenombre ‘Trophy y que se caracteriza por incluir un chasis específico, con un diferencial Torsen de deslizamiento limitado en el eje delantero -mejora la eficacia del coche en las curvas-, una suspensión endurecida, una barra estabilizadora un 10% más grande… En ambos casos, su comercialización dara comienzo más adelante.

¿Qué significa que, ahora, es un autónomo de ‘Nivel 2’?

Como bien sabes, no se puede hablar simplemente de coches autónomos y no autónomos; de los primeros, existen diversos niveles, según el tipo de asistentes a la conducción que incluye y lo que le permite hacer al coche. Este Mégane se considera un ‘Nivel 2’, porque estrena una serie de ayudas que te facilitan mucho la tarea como conductor, pero que no evitan que siempre seas tú el que debe estar al tanto de la conducción en todo momento.

Por ejemplo, entre las novedades están dos sistemas que cuando trabajan en equipo consiguen que el coche ‘parezca circular solo’. Uno es el control de velocidad adaptativo, que es capaz de mantener la distancia con los vehículos que te preceden acelerando o frenando de manera automática… y que funciona a velocidades de entre 0 y 160 km/h. Es decir, puede llegar a detener el vehículo por completo en caso de parada, y si esta dura menos de tres segundos, volver a reiniciar la marcha.

Imagen tres cuartos trasero del Renault Mégane en carretera

Por otra parte, el Mégane 2020 también viene con un sistema de mantenimiento de carril mejorado, que consigue el coche mantenga una trayectoria centrada dentro de su carril actuando sobre la dirección. Eso sí, disfrutar de las ventajas combinadas de ambos sistemas queda reservado a las variantes gasolina y automáticas de 140 y 160 CV, así como para el futuro Mégane RS.

También se estrena un dispositivo de frenada de emergencia automático que ahora es capaz de detectar la presencia de peatones y frenar el coche en caso de riesgo de colisión. Además, también llega un sistema que te alerta en caso de que note que presentas síntomas de cansancio y fatiga al volante.

Lo que se mantiene del anterior Mégane son elementos como el lector de señales de tráfico, el avisador de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, el sistema de aparcamiento automático o el HUD que proyecta datos de la instrumentación en una pantalla abatible adicional.

Llama la atención que el precio de los packs opcionales es bastante competitivo, como el pack navegación por 413 euros -que además del navegador incluye funciones conectadas y los sensores de aparcamiento delantero y traseros-, el pack easy parking por 495 euros -que además del asistente de aparcamiento suma el detector de obstáculos en el ángulo muerto o el que te avisa de tráfico cruzado cuando das marcha atrás al desaparcar-, el pack multimedia Bose por 991 euros -esa es la opción más cara en un Mégane; no sólo es el equipo de audio más potente, también el HUD que proyecta datos en el parabrisas, el cuadro de mandos digital, la cámara de visión trasera y el sistema multimedia más completo- o el pack Drive Assist por 909 euros -con asistente de mantenimiento de carril, asistente de aparcamiento, control de velocidad inteligente con circulación en atascos, asistente para la frenada de emergencia…-.

Los precios de la gama 2020 para nuestro mercado quedan establecidos de la siguiente manera. Como puedes ver, de momento no están disponibles las versiones más deportivas, que llevan el apellido RS.

MÉGANE 5P
MODELOPOTENCIAPVPPVP CON DESCUENTO
Life Tce115 CV22.125 €19.514,57€
Life Blue dCi115 CV23.350 €20.592,58€
Intens Tce115 CV23.325 €20.570,58€
Intens Blue dCi115 CV25.150 €22.176,57€
Business Tce115 CV24.375 €21.494,58€
Business Blue dCi115 CV26.100 €23.012,58€
Zen TCe 140 CV25.780 €22.730,98€
Zen Tce EDC140 CV27.580 €24.316,73€
Zen Blue dCi115 CV27.050 €23.848,57€
Zen Blue dCi EDC115 CV28.850€25.432,58€
R.S.Line Tce140 CV27.780 €24.490,98€
R.S.Line Tce EDC160 CV30.630 €27.000,72€
R.S.Line Blue dCi115 CV29.050 €25.608,57€
R.S.Line Blue dCi EDC115 CV30.850 €27.192,58€
MÉGANE SPORTS TOURER
MODELOPOTENCIAPVPPVP CON DESCUENTO
Life Tce115 CV22.995 €20.280,17€
Life Blue dCi115 CV24.220 €21.358,18€
Intens Tce115 CV24.195 €21.336,18€
Intens Blue dCi115 CV26.020 €22.942,17€
Intens E-TECH160 CV35.070 €31.079,67€
Business Tce115 CV25.245 €22.260,18€
Business Blue dCi115 CV26.970 €23.778,18€
Business E-TECH160 CV35.370 €31.345,16€
Zen Tce140 CV26.650 €23.498,32€
Zen Tce EDC140 CV 28.450 €25.082,32€
Zen Blue dCi115 CV27.920 €24.614,18€
Zen Blue dCi EDC115 CV29.720 €26.198,17€
Zen E-TECH160 CV36.120 €32.008,92€
R.S.Line Tce140 CV28.650 €25.258,33€
R.S.Line Tce EDC160 CV31.750 €27.986,33€
R.S.Line Blue dCi115 CV29.920 €26.374,17€
R.S.Line Blue dCi EDC115 CV31.720 €27.958,18€
R.S.Line E-TECH160 CV38.320 €33.955,92€
En color verde, nuestra versión diésel recomendada. En color azul, nuestra versión gasolina recomendada.

Elijas la versión que elijas -desde el más sencillo Intens-, todos los Mégane vienen de serie con control de presión de neumáticos, equioo de sonido con radio DAB digital y tomas USB/Jack, aire acondicionado, faros delanteros de leds o control de velocidad.

El segundo escalón de la gama es el Intens, que suma pantalla digital de 7″ para el cuadro de mandos, sensores de luz y lluvia, sistema multimedia Easy Link con pantalla de 7″ y bluetooth,climatizador bizona y acceso/arranque manos libres.

El nivel de acabado Zen, el que podemos definir como más equilibrado, también cuenta con selector de modos de conducción, alerta por cambio de carril, detector de fatiga, control de aparcamiento delante y detrás, faros antiniebla de leds, espejos abatibles eléctricamente…

Finalmente, los R.S Line vienen con alerta de distancia de seguridad, kit deportivo exterior e interior, control de presión de neumáticos con indicaciones en tiempo real, cuadro de mandos digital, reconocimiento de señales de tráfico, sistema multimedia con pantalla de 9,3″, cambio automático entre luces cortas y largas…

    • Estimado Jose:
      Es cierto que los cambios estéticos no son llamativos, pero como habrás leído en la noticia también hay mucho equipamiento nuevo -sobre todo en nuevas funciones de los asistentes-, la parte multimedia y, cómo no, a nivel mecánico la versión híbrida-enchufable.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.