Compras inteligentes MOTOR

Renault Clio Zen

El acabado Zen es completo y el más interesante de la gama.

Imagen tres cuartos delantero de un Renault Clio

Es de los últimos urbanos que ha llegado al mercado y, en pocas semanas, ya es uno de los favoritos del público. Respecto a otras generaciones, el Clio ha crecido en todos los aspectos, pero sobre todo en lo relacionado con la tecnología.

Está claro que para esta generación del Clio, Renault podría haberse limitado a actualizar el coche; a hacerlo más vistoso, afinar sus motores y ponerlo al día en lo relacionado con seguridad o aspectos medioambientales para cumplir con los nuevos estándares vigentes… pero no. Han decidido renovarlo de arriba a abajo. Y eso, en los tiempos que corren y con el coste -económico e industrial- que supone, es de agradecer, sobre todo en un segmento ‘popular’ como es de los urbanos.

También es cierto que Renault lo tenía todo ‘calculado’; por una parte, han recurrido a una plataforma y a unos motores que ya estaban funcionando bien en otros modelos de Renault o de la alianza con Nissan. Por otra, algunas soluciones que son inéditas en este Clio, empezarán a extenderse a futuros modelos de la gama, como el SUV urbano Captur: por ejemplo, toda la parte multimedia y de conectividad.

Imagen del salpicadero del Renault CLio

Precisamente, todo lo relacionado con estos dos últimos aspectos es lo que consigue que, ahora, el Clio que llegó en 2019 tenga la categoría de coche conectado e inteligente. Para comprobar todas esas virtudes, te recomendamos que te decantes por el acabado Zen, el segundo más completo de la gama de este urbano -sólo por detrás del RS Line-.

Si lo eliges con el motor 1.0 turbo, tricilíndrico de gasolina con 100 CV y el cambio manual de cinco marchas, este modelo tiene una velocidad máxima de 187 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos. Todo, con un muy razonable consumo medio de 5,2 l/100 km.

El precio habitual del coche, sin promociones, es de 18.280 euros, aunque existe una promoción básica que lo deja en 17.023 euros. Eso sí, si financias con la marca, el precio final se queda en unos ajustados 14.642 euros. Ese es el punto de inicio, pero hay mucha tecnología opcional que le puedes incluir.

No lo dudes: por 1.050 euros el Clio sube de nivel

Esa es la cantidad de dinero que cuesta el llamado ‘Pack Full Tecno’ y que incluye, entre otros elementos, el que es el sistema tecnológico más vistoso y llamativo del actual Clio: el dispositivo Esay Link ampliado, que dispone de una generosa pantalla de 9,3″ -la más grande del segmento, con sus 23,6 cm entre las esquinas más alejadas-.

Esa pantalla es capaz de muchísimas cosas; para empezar, con su tamaño y excelente resolución le da un aspecto sofisticado y llamativo a un salpicadero que, en las versiones más básicas, es claramente más sencillo porque en los coche modernos se tiende a la simplificación de mandos. Asimismo, la pantalla viene combinada con un su propia tarjeta SIM integrada -que le otorga conectividad 4G, como un buen móvil-, de tal manera que hablamos de un coche con funcionalidades ‘extra’, unos servicios que la marca denomina como Easy Connect.

Así, el sistema nunca se queda desfasado, porque es capaz de actualizarse de manera automática; por otra parte, su navegador siempre va a contar con información del tráfico en tiempo real para ser más eficaz y también poderte avisar de posibles riesgos en la ruta. Además, como suele ser habitual en los sistemas multimedia Renault, se pueden descargar distintas tipos de aplicaciones útiles para el vehículo, como la de Coyote -con información de radares-, la información meteorológica…

Otra ventaja es la de poder disponer de la mejor app móvil que ofrece Renault en su gama; se denomina MY Renault, y con ella puedes, por ejemplo, abrir o cerrar el vehículo a distancia, accionar el claxon o los faros, realizar la mejor gestión del mantenimiento del vehículo, controlar el estado general del coche, recibir consejos de conducción ecológica…

Pero a través de esa pantalla se pueden hacer más cosas como, por ejemplo, activar o desactivar los distintos asistentes a la conducción, gestionar las diferentes cámaras del asistente de aparcamiento 360º -que también está incluido en este pack; lo bueno es que puedes elegir la vista de las cámaras o un gráfico con la silueta del coche visto desde arriba con una serie de bandas de colores que se iluminan según la cercanía al objeto-, controlar las diferentes fuentes de sonido, acceder al entrenador ‘Driving Eco’ que analiza tu forma de conducir -basándose en tu forma de acelerar, cuándo cambias de marcha o lo que te anticipas durante la conducción-…

En todo caso, lo mejor es que se nota que se ha puesto especial cuidado en que todos los menús sean visualmente atractivos, bastante intuitivos de manejar y, de hecho, si estás acostumbrado a manejar cualquier móvil o tablet, el manejo de este sistema no te supondrá mayor problema.

No te llevas un Clio: te llevas cuatro

Otra novedad en esta generación es el dispositivo conocido como Multi-Sense, que también se gobierna desde el Easy Link y que se incluye en el pack Full Tecno del que hablábamos más arriba. De las pocas funciones a las que se accede o bien desde la pantalla táctil de la consola central o desde un botón de acceso directo situado justo por debajo de dicha pantalla, permite variar el ‘carácter’ del Clio.

¿Y cómo lo hace? Actuando sobre la respuesta del acelerador, la dirección, la iluminación ambiental del interior o la apariencia del cuadro de instrumentos. De esta forma, puedes elegir entre una modalidad ‘eco’ para que el coche consuma menos, una más deportiva conocida como ‘Sport’, una que sea un equilibrado término medio entre las anteriores y una más apellidada ‘My Sense’ en la que tú puedas personalizar cada uno de los elementos ajustables del vehículo.

Es un gran coche por las cosas pequeñas

Lo que llama mucho la atención de este Clio es que se ha aplicado tecnología en elementos que, normalmente, suele dejarse en segundo plano por no considerarse básicos o importantes. En otros casos, son avances que están ahí… pero que normalmente no intervienen hasta que se les necesita.

Algunos ejemplos que van equipados en este urbano -bien de serie o como opción- son el cargador inalámbrico para teléfonos móviles compatibles -en este caso, es una superficie plana ubicada justo por delante de la palanca del cambio; cuesta 120 euros-, la doble toma para USB junto otra auxiliar y en las que se pueden conectar diferentes tipos de reproductores de música; el freno de mano eléctrico -cuesta 200 euros, porque también incluye un cómodo reposabrazos central-, la instrumentación con una pantalla digital configurable en la parte central -de serie-, el sistema de acceso manos libres con la ya características -y muy cómoda de llevar; es de serie en esta versión- tarjeta o el sistema de llamada de emergencia -de serie, porque es obligatorio en todos los coches de nuevo lanzamiento desde el 1 de abril de 2018-, que en caso de accidente es capaz de avisar de manera automática a los servicios de emergencia -aunque también se puede activar pulsando de forma manual en el botón situado en el techo-.

Del exterior, también hay que destacar dos cosas interesantes; por un lado, los excelentes faros de leds para todas las funciones, que son de serie en el acabado Zen y que funcionan de maravilla. Por otro, el conjunto de cuatro cámaras que son las que permiten ofrecer una representación del vehículo en formato de 360º. En concreto, hay una cámara bajo el logotipo delantero, otra en el portón trasero y dos más, una bajo cada retrovisor lateral.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.