Novedades

Renault Clio y Captur: las ventajas de tener enchufe

Dos de los modelos más populares de la marca francesa anunciaron, en el momento de su lanzamiento, que dispondrían de versiones híbridas. Ahora ya se conocen más datos de ambos coches.

Imagen en estudio de un Renault Clio y Captur híbridos
2020 - Nouveau Renault CAPTUR E-TECH Plug-in et Nouvelle Renault CLIO E-TECH

No queda otro remedio: si los fabricantes quieren cumplir con la denominada ‘norma de los 95 gramos’ -en relación al límite de emisiones de CO2 por km que deberán cumplir los coches-, la solución más eficaz e inmediata pasa por la hibridación de sus modelos. Una fórmula que puede ser ‘suave’ o más contundente; y Renault que, hasta ahora, no destacaba por ofrecer este tipo de tecnología, se desmarca con la presentación, de manera oficial, de dos nuevos modelos especialmente ‘verdes’.

Imagen interior de la pantalla central de los Clio y Captur híbridos
2020 – Nouvelle Renault CLIO E-TECH

La denominación empleada en ambos caso es la de E-Tech, y se va a aplicar, en un inicio, en los Clio y Captur -un poco más tarde se les unirá el Mégane-, que se van a dejar ver por primera vez al público con motivo de la celebración del Salón del Automóvil de Bruselas. Renault asegura que, para su desarrollo, ha contado con el bagaje y la experiencia de haber puesto en el mercado, desde hace más de 10 años, diversos vehículos eléctricos, y que esa base ha servido para «ofrecer motorizaciones híbridas dinámicas y eficientes». También dicen que les ha servido todo el saber hacer que les ha proporcionado su paso por la F1.

Son diferentes por varios motivos

En primer lugar, porque los Renault con apellido E-TECH, parten de un motor 1.6 gasolina -atmosférico, es decir, sin turbo u otro tipo de sobrealimentación- al que acompañan dos motores eléctricos; uno de ellos es lo que se conoce como un ‘motor de arranque de alta tensión’. También es novedosa la caja de cambios, que carece de embrague; la unión de todos estos elementos da como resultado una transición entre las marcas completamente suave, al tiempo que dicen que mejora el rendimiento energético de Clio y Captur con esta tecnología.

En ambos modelos, el arranque es siempre 100% eléctrico, lo cual quiere decir que se ahorra mucho combustible en ese momento en el que el gasto es sensiblemente superior; además, se cuenta con la reactividad e inmediatez de la propulsión eléctrico en esos primeros instantes.

Por otra parte, y tal como suele suceder en este tipo de coches, es el propio vehículo el que puede gestionar, de la manera más adecuada, el funcionamiento del motor térmico, los eléctricos y la caja de cambios, para lograr siempre el rendimiento más adecuado.

Imagen de un Renault Cliohíbrido enchufable en tres cuartos trasero
2020 – Nouvelle Renault CLIO E-TECH

¿Dónde empiezan las diferencias? El Clio, por ejemplo, dispone de una batería más pequeña, concretamente de 1,2 kWh; como no es muy grande, se descarga pero también se descarga rápidamente -lo hace con la inercia del coche con dos niveles de retención, durante las frenadas o aprovechando cuando funciona el motor principal-, lo cual permite que en circulación urbana, este coche se mueva al 80% en modo ‘eléctrico’ -eso puede reducir el consumo, según declara la marca, en un 40% en entornos urbanos-. La potencia total de este coche es de unos interesantes 140 CV, lo cual le emplaza a la altura, cuando no por encima, de otros híbridos auto-recargables, como el Hyundai Ioniq, el Toyota Corolla 120H o el Hyundai Kona híbrido.

De este Clio E-Tech ya sabemos que puede circular en modo eléctrico a velocidades de entre 70-75 km/h, que tiene una buena capacidad de recuperación -puede pasar de 80 a 120 km/h en sólo 6,9 segundos- y que tanta tecnología embarcada apenas supone un incremento de peso de 10 kg respecto a, por ejemplo, un Clio turbodiésel de 115 CV. Por supuesto, las emisiones bajan de los 100 gramos de CO2 por km.

Captur: un híbrido enchufable made in Spain

La versión SUV del Clio es muchísimo más avanzada que su predecesora, y esta variante híbrida-enchufable va a ser el mejor ejemplo. Un coche que, de inicio, va a encontrar poca competencia… a no ser que te fijes en coches como el Mini Countryman PHEV.

El Captur desarrolla una potencia de 160 CV, dispone de una batería de mayor tamaño -9,8 kWh- y presume de una autonomía en modo completamente eléctrico de hasta 65 km en ciudad… o unos 50 en carretera, donde puede moverse sin consumir una gota de carburante a velocidades de hasta 135 km/h. Todo lo anterior sirve para que el coche homologue un consumo medio oficial de 1,5 l/100 km y unas emisiones de 32 gramos de CO2 por km.

Imagen de un Renault Captur híbrido enchufable en tres cuartos trasero
2020 – Nouveau Renault CAPTUR E-TECH Plug-in

Respecto a otros modelos de Renault, destaca porque ofrece un modo de conducción adicional, denominado Pure, y que permite que el vehículo se desplace, precisamente, sólo a base de electricidad -siempre que cuente con carga en su batería-. En el lado contrario, hay un modo Sport en el cual los tres motores del vehículo empujan al unísono para conseguir las mejores prestaciones.

¿Una buena noticia para este modelo? Que a pesar del tamaño de la batería, no afecta ni al espacio de los pasajeros, a la modularidad del habitáculo -con su banqueta trasera corrediza- o al volumen del maletero, respecto al resto de las variantes del Captur.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.