Personas

Chloe Chambers: la chica de 16 años que bate récords con un Porsche

La adolescente de ascedencia asíatica logró fijar el nuevo récord de slalom deportivo de vehículos en los 47,5 segundos, 0,66 décimas menos que el conseguido hace un año

chloe chambers guinnes

Se encuentra en plena adolescencia, apenas mide metro sesenta… pero ya ha conseguido batir el récord Guinnes de slalom a bordo de un Porsche 718 Spyder, la versión más exclusiva de este roadster de motor bóxer de 420 CV y 301 km/h de velocidad.

Así es Chloe Chambers, una americana de ascendencia asiática que ha mamado el mundo de la velocidad desde que era una niña de apenas siete años, y que en menos de una década de trayectoria profesional ya cuenta en su haber con diversos títulos a los mandos de karts -como su campeonato de Karts del estado de Nueva York, en 2015-.

En esta ocasión, la prueba a la que se ha enfrentado tenía como protagonista uno de los deportivos más radicales y ligeros del mundo, pero muy alejado del tipo de vehículo que ella pilota habitualmente.

El reto consistía en zigzaguear lo más rápido posible una fila de 51 conos separados entre sí por 15 metros, sin la posibilidad de tocar ninguno de ellos y por supuesto sin saltárselos. Un reto en el que empleo 47,5 segundos, una marca suficiente para rebajar el anterior récord situado en 48,11 segundos y que había sido establecido por el piloto profesional asiático Jia Qiang el año pasado con un Chevrolet Camaro.

Imagen tres cuartos delantero del porsche-718-spyder-1

Y aunque las comparaciones son odiosas, mientras que Qiang es piloto dentro de un conocido equipo, Chloe limita su experiencia al mundo del karting. Algo comprensible teniendo en cuenta su edad y porque ese tipo de vehículos son la escuela de aprendizaje perfecta para alcanzar nuevas metas en el futuro.

Si te parasa a echarle un vistazo al vídeo que recoge la hazaña de esta chica, te sorprenderá el rictus de la joven, completamente hierático e inexpresivo, pero que demuestra el nivel de concentración que debió mantener antes de enfrentarse a la prueba.

El logro en cuestión lo consiguió en el momento de la verdad y en la prueba definitiva, puesto que en las anteriores aseguró que sus sensaciones no habían sido del todo positivas: “Todo salió bien en mi última carrera; el coche funcionó a la perfección y encontré el agarre que necesitaba”.

A Porsche le ha encantado la idea

Desde la firma alemana se han mostrado orgullosos de que uno de sus modelos también haya sido protagonista principal de este Récord Guinness y no han dudado en mostrar su reconocimiento con la publicación de un emotivo vídeo.

El CEO de la marca en Norte América declaró sentirse entusiasmado: “No podríamos estar más orgullosos de que Chloe estableciera el récord. Nos complace haber podido apoyarla en su ambicioso propósito y compartir su alivio por el éxito alcanzado”.

Si tienes tiempo, dinero y una reserva en una pista de pruebas para intentar conseguir algo similar, que sepas que el modelo en cuestión con el que se ha establecido la marca es de 108.970 euros. Por supuesto, el vehículo en sí también fue decisivo; la unidad que condujo nuesta protagonista fue la que incluye un cambio manual -el recorrido lo efectúa en segunda velocidad-.

Imagen interior del Imagen tres cuartos delantero del porsche-718-spyder-1

Esa versión tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y se muestra particularmente ágil por varios motivos. Para empezar, es un modelo de tamaño razonable, con sus 4,4 metros de longitud. Por otro, el peso baja de los 1.500 kg, está bien repartido y el hecho de que el motor vaya en posición central y la propulsión sea trasera ayuda a que el coche se muestre muy estable y poco subvirador.

Del 718 Spyder, mencionar que es un coche llamativo por ciertas opciones que puede incluir, como los asientos deportivos tipo bacquet -por 6.109 euros-, el sistema de frenos cerámicos -otros 9.027 euros-, los faros de leds adaptativos -2.253 euros-, el equipo de sonido Burmester -4.446 euros-…

Avatar
Joven picapedrero del teclado. Periodista siempre en formación, porque uno no termina nunca de serlo del todo. Polivalente, ambicioso y con un punto mesurado e imprescindible de visceralidad. En otro orden de cosas, amante de la música y los eventos culturales en directo. Ahora, tras haber escrito sobre política y deporte en medios punteros, es el momento de acercar al público el desconocido mundo de la ciberseguridad automovilística. Para ello, sencillez, vocación divulgativa y una cucharada sopera de humor. Seguro que lo pasaremos genial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.