Ataques

El «ransomware de las cosas», un riesgo para tu hogar… y tu coche

Nuestro hogar cada vez cuenta con más dispositivos conectados a Internet... y eso le hace más vulnerable a ataques de ransomware. Pero ese riesgo también se extenderá a los vehículos.

Internet de las Cosas esquema ilustración

Seguro que más de una vez has leído en HackerCar sobre ciberataques perpetrados mediante ransomware. En estos casos, unos ciberdelincuentes encriptan toda la información de una persona u organización, y le piden un rescate para desbloquearla… o incluso filtran en Internet los datos sustraídos.

Pues bien, esta modalidad de ciberdelincuencia ha evolucionado hacia el ransomware of Things, o ransomware de las Cosas: un nuevo modus operandi contra el que estar prevenidos. «Las nuevas generaciones de ciberamenazas destacan por ser muy sofisticadas», apunta Mario García, director general de la firma de ciberseguridad Check Point para España y Portugal; «pero también por utilizar viejos recursos como el ransomware de forma muy novedosa, para burlar las medidas de seguridad tradicionales».

En este caso, los crackers se hacen con el control de todos los dispositivos conectados a Internet en un hogar u organización. Apenas difieren en nada del ransomware ya conocido… pero al menos sí que incorporan otra novedad. Se trata de los virus jackware. El jackware es un software malicioso con el que se puede tomar el control de dispositivos que no procesan datos.

Con el ransomware de las cosas no se busca impedir el acceso a información almacenada, sino impedir el uso de aparatos. «Por tanto, esta amenaza se amplía, puesto que ya no es un riesgo focalizado en las empresas, sino que puede llegar a poner en jaque a toda la sociedad», explica Mario García.

Qué te pueden hacer

El peligro es evidente: el cracker accede a todo un conjunto de dispositivos conectados a una misma red. Gracias a ello, podría manejar tus electrodomésticos, tu televisión, tus alarmas… e incluso los suministros de agua y electricidad. Y, por supuesto, esa red incluiría a tu coche conectado: la apertura y cierre, el arranque del motor…

En los vehículos autónomos, un ransomware de estas características podría hacerse con el control de la conducción. En consecuencia, el ransomware de las cosas entra en este punto en el terreno de la seguridad vial, poniendo en peligro tu vida, las de tu familia y las de otros usuarios.

La aparición de esta nueva modalidad de ransomware es un nuevo aviso sobre los bajos niveles de seguridad que, hoy por hoy, ofrecen los dispositivos conectados al Internet de las Cosas. Muchas veces, su sistema operativo no está actualizado, y les faltan otras muchas herramientas de protección.

Según datos de Check Point, los ataques mediante ransomware aumentaron un 160% en el tercer trimestre de 2020. Es más, cada semana el 8% de las empresas es víctima de este virus. A día de hoy, el ransomware contra dispositivos con conexión al Internet de las Cosas constituye uno de cada cuatro ataques. La empresa hace un llamamiento para estar anticiparnos a la amenaza del Ransomware de las Cosas antes de que se extienda; y es que la anticipación es una de las grandes claves del mundo de la ciberseguridad..

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.