Expertos HC

¿Trabajar con coches? Empleos con futuro… y los que serán historia

¿Sueñas con dedicarte al mundo del motor? Como este sector está cambiando, las oportunidades para trabajar en él también. Estos son algunos empleos que van a desaparecer y otros que se van a poner de moda.

Naves espaciales sobrevolando una ciudad
Imagen de Javier Rodriguez en Pixabay

Si un niño te dice hoy qué quiere ser de mayor, probablemente no acierte. No porque su vida le lleve por otros caminos. Es que directamente su empleo soñado ya no existirá. Al menos, en casi la mitad de los casos.

Eso es lo que indica un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos -OCDE-: el 40% de los trabajos deseados por los escolares españoles corren serio riesgo de desaparecer en 15 años.

¿Las culpables? Las nuevas tecnologías; y, en ocasiones, factores esporádicos… como pandemias que afectan a todo el mundo.

El empleo se digitaliza y eso transforma el mercado. Unos trabajos serán historia; otros cambiarán su forma de ejecutarlos.

¿Esto afecta al mundo del automóvil? Desde luego. Estamos viendo cómo la industria está dando un vuelco histórico. Coches eléctricos por allí, vehículos sin conductor por allá, nuevas formas de movilidad en las aceras, conectividad por todos lados

Entonces, ¿a dónde tienes que apuntar si quieres dedicarte en el futuro a algo relacionado con el mundo de los coches? Veamos.

Si tu sueño es ser conductor, lo siento

Empecemos por lo obvio. El coche autónomo –cuando llegue– va a hacer totalmente innecesarios a los conductores. Taxistas, autobuseros, repartidores de paquetería, camioneros… Un software ya lo hará todo por ti –y mejor-.

Pero no solo los profesionales del volante corren peligro. Futurist Speaker publicó las profesiones que desaparecerían con la llegada de los vehículos sin conductor. Y hay otras menos obvias. Profesores de autoescuelas, agentes de seguros, mecánicos, tribunales de tráfico y personal de gasolineras, entre muchos otros, están en la cuerda floja.

Una mecánica está debajo de un coche en un taller

Un coche que se conduce solo tiene menos accidentes. Incluso ninguno. Por tanto, ya no harán falta profesionales que intervengan en esas situaciones.

Además, estos vehículos probablemente se propulsen por electricidad, así que tendrán menor complejidad mecánica. Eso hace prescindibles -o menos necesarios- a los mecánicos. Los cuales ya estaban de capa caída porque tampoco van a poder sacar mucho de reparaciones de chapa y pintura -los coches autónomos no se chocarán-.

Además, la robotización hará que otras profesiones, como repartidor o trabajador en una fábrica de coches, no parezcan una apuesta recomendable para el futuro.

Un rayo de esperanza

No desesperes. Igual que muchas profesiones van a desaparecer o a tener que reinventarse, surgirán otras oportunidades de empleo.

Pero ¿por dónde irán los tiros? La clave es asumir que los coches ya son ordenadores con ruedas. Y en el futuro lo serán aún más. Así que los expertos en informática están de enhorabuena.

Ingenieros industriales, especialistas en impresión 3D, expertos en propulsiones alternativas o en programación, desarrolladores de aplicaciones… Todos ellos son perfiles que las empresas automovilísticas tendrán que incluir en sus plantillas.

El coche eléctrico también dará mucho trabajo. Para que estos vehículos inunden en masa las ciudades, se necesita crear una importante infraestructura de carga. Así que la instalación de puntos de recarga y su mantenimiento será una fuente de empleo importante. También la fabricación de baterías.

Un estudio de la Asociación Europea de Contratistas Eléctricos -AIE, por sus siglas en francés- se mostró optimista: en 2030, los coches eléctricos habrán creado 200.000 empleos en la Unión Europea.

Además, la conectividad en los automóviles va a hacer que los vehículos generen cantidades inmensas de datos. Datos que las marcas van a utilizar, como ya hemos publicado en algún artículo. Así que las marcas necesitarán contratar a analistas de datos para poder procesarlos y pasar del dato bruto a una información relevante.

Pero los coches conectados también van a traer riesgos, los llamados ciberataques. Y los fabricantes deberán atajarlos. Así que se abre una vía laboral muy clara: la ciberseguridad. Se estima que este negocio superará los 800 millones de dólares en 2024.

Por último, también hay que destacar que las nuevas formas de moverse que están implantándose en las ciudades, como car sharing o patinetes y bicicletas eléctricos están creando nuevas empresas que irán creciendo con el paso de los años.

¿Más empleos creados que destruidos?

Resumiendo, algunas profesiones se van y otras vienen. ¿Cuál es el balance?

Es difícil hacer una estimación. La industria tiende a mostrarse optimista y lanza mensajes afirmando que se crearán más empleos de los que se perderán.

Yo prefiero poner en cuarentena esos mensajes y no me fiaré hasta que no lo vea.

Jugar a ser adivino es muy difícil, así que mejor dejárselo a las máquinas. Por ejemplo, el bot Will robots take my job?, que calcula cuál es probabilidad hay de que tu puesto de trabajo sea remplazado por un robot. Puedes probarlo para ver por qué profesiones deberías inclinarte para tener futuro en la industria del automóvil.

Según ese bot, los periodistas tenemos un riesgo bajo de ser sustituidos por un robot. Del 11%. Así que, con el permiso de las máquinas, seguiremos aquí para contártelo.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.