Empleo y formación

¿Quieres ser un hacker ético de motor? Esto puedes cobrar

El hacking ético es una filosofía que, poco a poco, se está convirtiendo en un perfil profesional. ¿Cuánto paga una gran multinacional por esta posición?

Una mujer trabaja con su ordenador
Foto: Moose Photos de Pexels.

Todos los expertos coinciden en que la actual revolución tecnológica que vivimos traerá consigo nuevas oportunidades de empleo. En el caso de la ciberseguridad, está suponiendo la evolución del hacking hacia una manera más de ganarse un sueldo.

Dentro de este universo, el llamado ‘hacker ético’ es un personaje que utiliza sus conocimientos para proteger los sistemas vulnerables y, al mismo tiempo, concienciar a empresas y usuarios sobre la necesidad de securizar sus redes y dispositivos. Hoy, en la era del Internet de las Cosas, la demanda de este perfil no deja de crecer.

El esfuerzo tiene recompensa

Las grandes multinacionales de la tecnología están a la caza constante de hackers para sus equipos. Y reciben con los brazos abiertos a quienes, voluntariamente, les informan de los fallos que encuentran en sus productos.

Microsoft es una de las compañías más activas en esta tarea. En 2018, a través de sus programas de recompensa, la firma de Redmond pagó cerca de dos millones de euros en premios a colaboradores.

Si bien esta forma de trabajo ‘freelance’ puede llegar a ser muy rentable -un exploit en Office 365 vale unos 18.000€-, un poco más de estabilidad nunca viene mal. Por ello, el gigante de la informática ha alcanzado un acuerdo con la plataforma Hacker One que, desde 2012, coordina a hackers éticos de todo el planeta.

Esta asociación permitirá a ambas partes ofrecer mayores incentivos para los participantes, así como nuevos métodos de pago directo como PayPal o, incluso, transferencias en bitcoins u otras criptomonedas.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.