Movilidad

¿Quieres fabricar tu propio coche? VW te vende su plataforma

Hace unas semanas, el grupo alemán anunciaba su intención de poner su plataforma para vehículos eléctricos -conocida como MEB- a disposición de cualquier fabricante. Y para que se la compren, está utilizando seis argumentos. ¿Son convincentes?

Radiografía de la plataforma eléctrica de Volkswagen para sus futuros modelos

Está claro que el grupo VW quiere liderar la transformación eléctrica que ya está empezando a experimentar el sector del automóvil. Para conseguirlo, no sólo tiene en mente lanzar una ofensiva de productos encabezados por la familia de modelos ‘ID’: también quiere que su tecnología sea la base empleada por los demás constructores.

En concreto, su idea es poner a disposición de quien lo desee su plataforma modular eléctrica -MEB-; una idea que será buena tanto para los interesados como para VW porque, cuantos más coches se desarrollen a partir de ella y más unidades se fabriquen, más se reducirán los costes.

Sin embargo, existen otros motivos por los que es una buena idea compartir esta plataforma MEB.

Puede que, por fin, el eléctrico sea una opción real

Si se fabrican muchas unidades de la plataforma, esta será más asequible y, por lo tanto, será más probable que la fórmula del vehículo eléctrico pueda llegar a consolidarse. Eso significa que, por precio, se convierta en una alternativa real a los coches con motor de combustión.

Conseguir cumplir los objetivos de Paris

En la capital francesa se firmó un Acuerdo Climático que, entre otras cosas, incluía como requisito que de aquí a 2030, el sector del transporte alemán tendría que reducir sus emisiones entre un 40 y un 42%. Según la “Plataforma del Futuro de la Movilidad”, creada por el Ministerio Federal de Alemania, para conseguir ese ambicioso objetivo, entre otras medidas, es necesario que para dentro de esos 11 años, circulen en aquel país entre siete y diez millones de automóviles eléctricos.

Mejora de la movilidad, con coches más pequeños por fuera…

…pero igual de grandes o más por dentro que los actuales. La plataforma MEB destaca porque tiene una gran distancia entre ejes -los voladizos son muy cortos, es decir, las ruedas van situadas muy al extremo del vehiculo- y no hay ni un motor en la parte delantera ni tampoco una transmisión que recorra todo el vehículo -este modelo lleva su propulsor eléctrico detrás-. Las baterías se sitúa en el piso del coche sin restar espacio en el interior. Según la marca, al final se consigue que un coche del tamaño exterior de un Golf -4,2 m de largo- tenga la habitabilidad de un Passat -casi 4,8 m-.

La misma base para coches muy diferentes

Dice VW que la plataforma MEB va a ser empleada por coches de Audi, Seat o Skoda sin que “cada marca pierda su identidad”. Y es que sobre la plataforma base -que empieza a ensamblarse a finales de 2019 en la planta teutona de Zwickau-, cualquier marca puede instalar el tipo de carrocería que desee. El primero que va a llegar construido sobre la MEB será el ID.3, compacto disponible en 2020 con un motor de 170 CV y una autonomía de hasta 550 km a precio -según VW- de un Golf diésel equivalente.

Incluso sale rentable para hacer pocos coches

La noticia se dio a conocer en el último Salón del automóvil de Ginebra: el fabricante e.GO Mobile -que nació en 2015- va a desarrollar un urbano conocido como e.GO Life, y lo va a hacer empleando la plataforma MEB del grupo Volkswagen, siendo el primero en hacerlo fuera del grupo alemán

Puedes ponerle las baterías que quieras

La plataforma MEB puede incluir lo que se llama un “sistema de batería escalable”, según el tipo de uso para el que esté pensado el vehículo. Por ejemplo, para coches que estén pensados para efectuar en el día a día cortos recorridos urbanos, bastará con una batería de menor tamaño, capacidad, peso… con el consiguiente ahorro de costes.

Por otro lado, en los modelos más grandes, pensados para largos viajes, tendrán cabida baterías de mayor volumen, en concreto de hasta 125 kW. En todos los casos, dichas baterías se emplazan en el piso del coche, lo que ayuda a reducir el centro de gravedad y a distribuir el peso total del vehículo de manera equilibrada.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.