A revisión

¿Qué tres tecno-coches han sido llamados a revisión en mayo?

Todos los meses, la Comisión Europea publica su lista de alertas para productos no alimentarios... y, en ella, suelen aparecer vehículos de reciente comercialización. Estos tres aparecen en su último boletín.

Imagen de las manos de una persona en un volante
Foto: Nino Ubezio en Unsplash

Se tiende a ver las llamadas a revisión como sinónimo de que los fabricantes de vehículos no están haciendo un buen trabajo, que la disminución de calidad provoca estas tempranas campañas de calidad…

Sin embargo, nada más lejos de la realidad: prácticamente cualquier producto, una vez lanzado al mercado y cuando se comienza a fabricar en masa, es cuando comienza a mostrar posibles fallos ‘de juventud’ -en otras ocasiones, es cierto que aparecen cuando el modelo ya es un veterano-.

En todo caso, por muchas pruebas que un fabricante lleve a cabo con un vehículo antes de su lanzamiento, al final será durante su vida útil cuando pueda presentar algún problema, y es por eso que las marcas se afanan en solucionar el inconveniente a los usuarios afectados, así como en aplicar dicha medida correctora en las fábricas para que el fallo no vuelva a reproducirse.

Cupra Formentor y León

Estos dos modelos de la firma deportiva española podrían verse afectados por un fusible defectuoso, y eso causaría lo que llaman un ‘destello de arco’ en caso de cortocircuito y que derive en un incendio. Aseguran desde el servicio de alertas que «el producto no cumple el Reglamento sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor y sus remolques, así como de los sistemas, componentes y unidades técnicas independientes destinados a dichos vehículos».

Los vehículos afectados se produjeron entre el 10 de octubre de 2020 y el 28 de febrero de 2022, siendo para unidades tanto del compacto León como del SUV Formentor -que, recordemos, cuentan en sus gamas con variantes híbridas enchufables realmente sofisticadas-. El país notificante ha sido Alemania, y según el sistema de alertas, el defecto podría causar, en último término, riesgo de incendio y lesiones, si bien no se han reportado casos.

Toyota Camry

Es un modelo muy interesante dentro de la gama Toyota porque posiblemente el Camry sea la berlina grande con tecnología híbrida más asequible del mercado. Y aunque es un gran desconocido para muchos usuarios, las plataformas de vehículos de transporte con conductor sí que han recurrido a él conociendo sus virtudes, costes reducidos de utilización…

Pues bien, este modelo -concretamente las unidades fabricadas entre el 6 de julio de 2017 y el 27 de febrero de 2018-, podría sufrir un problema con los frenos, en concreto con algunos de los componentes de la bomba que ayudan a activar la frenada, de tal forma que, como destacan desde el organismo de la Comisión Europea, «el rendimiento del freno podría reducirse repentinamente sin previo aviso, aumentando el riesgo de un accidente» y, por lo tanto, causar lesiones en los pasajeros. La alerta, por cierto, ha sido notificada por Alemania.

De nuevo, aseguran que «el producto no cumple el Reglamento sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor y sus remolques, así como de los sistemas, componentes y unidades técnicas independientes destinados a dichos vehículos.

Audi Q3 y Q3 Sportback

No solo es el SUV más vendido de la gama ‘Q’ de Audi en España: también es el modelo de más éxito de toda la gama que, de hecho, duplica al siguiente en la lista… que es el popular A3. Pues bien, la alerta que ha saltado -y que ha notificado Alemania- afecta a las unidades fabricadas entre el 7 de enero de 2020 y el 22 de febrero de 2022.

El problema está relacionado con el fusible del sistema de alto voltaje, que debido a un defecto de construcción podría provocar que, en caso de cortocircuito el sistema de alta tensión, se produjese un incendio y posible riesgo de lesiones a los pasajeros. El producto no cumple el Reglamento sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor y sus remolques, así como de los sistemas, componentes y unidades técnicas independientes destinados a dichos vehículos.

Lo próximo… ¿fallos de ciberseguridad?

Con la obligación desde mediados de año de 2022 de que los vehículos de nueva homologación en regiones como la Unión Europea dispongan de forma obligatoria de un certificado que demuestre que cumplen unos requisitos de ciberseguridad, es muy probable que veamos cómo los modelos que cuentan con él, reciben menos llamadas a revisión.

Y es que la normativa UNECE/R155 a la que hacemos referencia, incluye un total de 70 requisitos que los vehículos deberán cumplir para poder ser considerados como ‘ciberseguros’. Eso significa que, seguramente, se vean menos afectados por posibles llamadas relacionadas con posibles fallos y malfunciones en dispositivos conectados, software…

Hay que recordar que, por ahora, el único modelo que ofrece un certificado de ‘vehículo ciberseguro’ es la moto eléctrica Nuuk, que lo recibió de manos de AENOR y EUROCYBCAR el pasado 25 de abril en Bilbao, tal y como te contamos en HackerCar.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.