Salones

¿Qué aporta el 5G a las ayudas a la conducción?

Muchos vehículos poseen ya un relativo grado de autonomía gracias a sus múltiples asistentes y sistemas de ayuda. Dentro de poco, la rapidez del 5G podría convertirlos en los primeros coches autónomos comerciales de la historia.

Existen coches de precio razonable que disponen de sistemas como el de mantenimiento de carril o control de velocidad inteligente con asistente de circulación en atascos. Son capaces de guiar el coche por si solos… pero requieren la atención constante del conductor. Se podría decir que son semi-autónomos, o autónomos de nivel 2… pero están aún lejos de poder ser auténticos ‘auto-móviles’.

Sin embargo, gracias a la tecnología 5G, todos estos sistemas tendrán una mayor capacidad -podrán manejar mayor cantidad de datos procedentes de sus cámaras, radares, sensores, láseres…- y permitirá añadir nuevas funciones que conecten al coche con los vehículos que le rodean, las infraestructuras… algo que es imprescindible para dar el salto hacia una conducción completamente autónoma -de nivel 4 ó 5- en la que no es necesaria la intervención del conductor. Incluso podremos conducir nuestro coche ‘a distancia’.

Entre este tipo de vehículos bien podrían incluirse modelos llamados a ser súper ventas y que ya disponen de asistentes para un nivel 2, como son el próximo Seat El-Born o el nuevo Clio que Renault, ambos recién presentados en el Salón de Ginebra.

Su nuevo asistente de tráfico y autopista, en combinación con el regulador de velocidad adaptativo y la transmisión automática EDC permite un nivel de conducción autónoma inusitado en un coche de su segmento.

Conforme la infraestructura se vaya adaptando, no sería extraño que la marca del rombo evolucionase estas funciones hacia un nivel de autonomía total. La base ya está asentada.

Para lograr este objetivo, el experto Javier López Tazón considera que el 5G debe aportar «velocidad, reducción de la latencia en las comunicaciones y anchura de banda. O, traducido: rapidez, instantaneidad y gran cantidad de equipos conectados simultáneamente -hasta un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado-«.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.