El blog del lector

¿Qué pasa con los que no felicitamos por WhatsApp?

Representación gráfica de una pantalla que envía correos
Foto: Muhammad Ribkhan en Pixabay.

Quizá sea una persona anticuada, pero sigo manteniendo la tradición de enviar felicitaciones por Navidad y, de vez en cuando, alguna que otra carta, porque creo que tienen un valor sentimental que jamás transmitirá un ‘mail’ o un ‘WhatsApp’.

Hoy he ido a Correos como todos los años a mandar los ‘christmas’ de Navidad a mis más queridos familiares y amigos… Y digo ‘los más’ porque este año han vuelto a subir las tarifas a ¡nada menos que 0,60 céntimos el sello a la misma provincia! ¡Qué barbaridad! llevan años incrementando las tarifas de manera exponencial -el 100% en unos años- y así terminarán con los pocos clientes que les quedan…

Y no lo llego a entender, porque en mi opinión deberían de bajar los precios al disponer de unas increíbles mejoras tecnologías en la distribución y software informático, al haber mejorado los medios de transporte y las infraestructuras de todo tipo, al haber diversificado el negocio como punto de distribución de otras compañía y venta de todo tipo de ‘souvenirs’… e, incluso, al haber reducido el número de funcionarios y carteros, puesto que el volumen de negocio les bajó con la llegada del mencionado ‘correo electrónico’.

A mi no me salen las cuentas y cada año me planteo más dejar de mandar cartas y enviar ‘fríos mails’ y no es que esté en contra de la tecnología, ni mucho menos, pero sí que ‘luzca’ en las pequeñas tradiciones y ‘servicios públicos’ de toda la vida. ¡Feliz Navidad! A todo el equipo de HACKERCAR. Gracias a todos por esta magnífica web que acerca la tecnología a los que más la necesitamos.


Ramiro Sanz, Madrid


DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.